viernes, 18 de febrero de 2011

Silencio desde el Mal (Dead Silence)


Valoración: 5/10

    Del director de la aclamadísima primera entrega de “SAW”, James Wan, nos llega esta oscura historia de muñecos asesinos protagonizada por Ryan Kwanten (True Blood).

    La película nos cuenta la historia de un joven que regresa a su pueblo natal para investigar el asesinato de su esposa… una vez allí profundiza más y más en la historia de Mary Shaw, una “leyenda urbana” local, una ventrílocua que tras una vida dedicada a la búsqueda del muñeco perfecto y una muerte violenta pidió ser enterrada junto a sus 101 muñecos… pero uno de ellos parece no querer quedarse bajo tierra, su ira no puede estar enterrada más tiempo.

    Uno de los puntos más fuertes de esta película resulta su cuidadísima fotografía que dota a cada fotograma de un ambiente fantasmal muy bien trabajado y que nos transporta a lugares más oníricos que reales.

    Además de esta magnífica presentación, pocos elementos más de calidad tiene el film. Sus interpretaciones son mediocres (el policía no tiene precio), su guión previsible (aunque el giro final no está del todo mal), sus efectos visuales discretos…nada destaca demasiado en esta película, ni por su excelencia ni por su mediocridad, así que termina constituyéndose como un vehículo de entretenimiento para una tarde sin demasiado que hacer y poco más, un producto prescindible y olvidable. En su contra juega desde un principio la fama adquirida por su director con su anterior proyecto, se esperaba demasiado de ella y eso conduce al espectador a ser demasiado crudo con ella. En su favor diremos que, para aquellos cuyos miedos irracionales pasen por los muñecos, aquellos que sufrieron con el payaso de “Poltergeist” y demás… esta es su película, el muñeco protagonista es más inquietante de lo que fue Chucky en su nacimiento!.
Enoch

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada