viernes, 28 de enero de 2011

Prime Time

Valoración: 6/10

    Luis Calvo Ramos dirige esta película donde se habla de la dudosa moralidad de la “telerealidad” que tanto impera en el mundo de la televisión actual y pretende realizar un claustrofóbico estudio de la mente humana.

    Para llevar esto a cabo nos cuenta la historia de un grupo de personas que han sido violentamente secuestradas. Todas ellas despiertan en una habitación hermética (dotada de elementos de última tecnología para cubrir sus necesidades), no se conocen nos a otros y enseguida les es rebelado cómo han sido seleccionados para ser los concursantes de un nuevo reality concurso, donde el premio más importante consiste en salir con vida. A lo largo del concurso, la organización irá destapando los secretos de cada uno de los participantes, y la audiencia decidir quien continúa, y quién muere. Lógicamente este hecho despertará los más primarios instintos en los participantes y las tensiones entre ellos.

    La temática de la película, si bien es entretenida y de rabiosa actualidad, no brilla por su originalidad, ni en su idea, ni en su planteamiento, ni en las batallas dialécticas de sus protagonistas… más de una de las situaciones es sumamente previsible, más de un personaje maniqueo… mezcla que divierte pero no sorprende ni termina de convencer.

    En cuanto al elenco protagonista cabe destacar la actuación de su protagonista femenina, Leticia Dolera y de él criticaría la elección de Pablo Puyol (“Un paso Adelante”), que pese a que no lo hace especialmente mal (ni especialmente bien) no resulta convincente en tan duro rol, pesan en la memoria del espectador sus anteriores papeles (televisivos y musicales) y le resta credibilidad, restándosela igualmente al conjunto de la película al estar basada únicamente en sus personajes.

    Un aspecto agradable del film reside en lo visual, en el diseño de la habitación donde se ven recluidos, así como en varias reflexiones críticas que realiza sobre el mundo de la televisión, pero no son suficientes como para conformar una buena película, sino que facilitan el mero entretenimiento, no más. Pasable.
Enoch

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada