martes, 18 de enero de 2011

La Naranja Mecánica

Valoración: 10/10
    Director y Productor: Stanley Kubrick (1971).
    Protagonizada por el gran Malcolm Macdowell en el papel principal y basada en la novel de Anthony Burgess

    La película se caracteriza por extremas situaciones y experimentación visual en la cual se acelera o ralentiza el tiempo narrativo, engendra el género de las películas ultraviolentas, que tanto juego dio posteriormente, y utiliza la innovadora música electrónica. La estética de la película, es rompedora en el lenguaje, acida y bastante cínica no apta para mentes demasiado morales y estómagos delicados.

    La película ha causado gran impacto desde su estreno, sobre todo porque cuenta con escenas de violencia explícita, y particularmente cruel en algunas escenas.
    En su estreno tuvo tanta repercusión que, en Inglaterra, se sucedieron una serie de crímenes perpetrados por jóvenes que supuestamente se veían inspirados por la película. Stanley Kubrick se encontró bajo una gran presión, ya que algunos medios le apuntaban a él como culpable de lo sucedido. Kubrick se vio seriamente afectado, no sólo porque residiera en Inglaterra, sino por saber que no todos habían interpretado correctamente los mensajes que subyacen tras la violencia que muestra en su obra. Ante esta situación, Kubrick forzó a la Warner a que retirara por completo la distribución de la película de Gran Bretaña, tras sesenta y una semanas en cartel. Esto muestra la gran libertad de la que gozaba el director (al ser capaz de imponer una decisión personal a unos grandes estudios), así como su gran determinación. La Naranja Mecánica no pudo ser vista en Gran Bretaña hasta después de la muerte de Stanley Kubrick, en 1999.

    A día de hoy todavía se pueden ver en fiestas o en carnavales el mítico Bombin, la pestaña postiza, el bastón y el vestir completamente de blanco y con el gallumbo encima del traje, lo curioso de todo que aunque mucha gente no la ha visto o no la conoce mucho aunque seguramente haya oído hablar de ella, sabe perfectamente que se trata de la Naranja Mecánica.

    El mensaje moral que deja y es con el que yo me quedo es que es mejor ser malo por voluntad, a ser bueno por obligación (tal cómo nos imponen en la sociedad actual).

    Si no la habéis visto os la recomiendo como algo diferente y si os gusta Kubrick os gustará!!
Nurona

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada