jueves, 13 de enero de 2011

Pánico (Hush)

Valoración: 7/10

    “Hush” es la película resultado de un largo trabajo entre su director, el polifacético Mark Tonderai (escritor, director, productor…) y su mujer, Zoe Stewart (productora). Entre ambos dieron forma a la historia y finalmente él firma la dirección y el guión de la obra mientras ella la produce.

    La película, una trepidante “road movie” nos cuenta la historia de una pareja que no vive su mejor momento. Vagan por la carretera de estación de servicio a estación de servicio para que él ejecute su trabajo, poner carteles publicitarios en baños y lugares públicos del área.
    En mitad de uno de estos viajes de trabajo, en plena noche, ven algo excepcional, la persiana trasera del camión tras el que viajan se abre un momento y vislumbran una mujer atrapada en su interior, pidiendo socorro. Inseguros de su visión y en absoluto de acuerdo sobre cómo actuar la pareja comienza a discutir, hasta su siguiente parada… allí sus peores sospechas se harán realidad, y será ella la próxima habitante del remolque de ese camión siniestro. Su novio no tendrá otra opción que perseguirlo y luchar por la vida de su amada…

    La película, pese a su aparentemente tópico argumento, hace disfrutar al espectador de innumerables sorpresas, lo conduce hasta mil situaciones en las que su guión gira ofreciendo lo opuesto a lo que la audiencia espera. Detalles como este hacen que una película de estilo, que bien podía haber resultado de los más vulgar, acabe haciéndose bien amena, entretenida y a ratos trepidante.

    La simpática e incansable actuación de su protagonista, los cuidados aspectos técnicos y el mantenimiento de un ritmo nunca moribundo consiguen que su metraje se haga efímero y que esta carrera contra el tiempo pase en un suspiro dejando una buena sensación en la platea.

    Bien es cierto que esta buena impresión es efímera, y que “Hush” no será un clásico eternamente recordado, pero no se le puede negar que su función de entretenimiento la consigue, y con nota, sin recaer en estupideces ni excesivos tópicos como ocurre en las películas “adolescentes” de terror que pueblan nuestras pantallas en los últimos años, sino jugando a lo contrario.

    En conclusión, un cuidado thriller de persecuciones, asesinos en serie sin rostro, amor y carretera, eterna noche y carretera… para pasar un buen rato sufriendo con su protagonista. Recomendable.
Enoch

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada