viernes, 28 de enero de 2011

Sé Quién Me Mató


Valoración: 4/10

    Chris Siverton firma este thriller protagonizado por una omnipresente Lindsay Lohan.

    En él nos narran cómo una adolescente modelo, adicta a la escritura, puritana, vamos, una americana adolescente perfecta, desaparece sin dejar rastro para caer en manos de un psicópata depravado. Al tiempo es encontrada con varios miembros amputados, pero cuando recupera la consciencia en el hospital afirma no ser ella, sino otra persona, una stripper de los bajos fondos, y que la verdadera chica desaparecida sigue en manos del asesino.

    Pese a un argumento más o menos atractivo, y una interpretación más o menos aceptable de su protagonista, la película no es en absoluto redonda, pincha por demasiados factores.

    Uno de sus problemas reside en que la película tiene demasiado metraje desechable, se bucla demasiado con las escenas de la vertiente stripper de la protagonista, y nos ofrece una surtida colección de bailes y frotes contra la barra, en el lado contrario, nos regala escenas de su alter ego puritana demostrando lo fina, pija y recatada que es... unas pinceladas construyen el personaje, demasiadas aburren.

    Este hecho provoca que la trama, en lugar de trepidante se haga densa, que el espectador desconecte y acabe dándole igual lo que les suceda a cualquiera de las dos...que no empatice con los sufridores protagonistas de la película y no se vea absorbido por la historia.

    En su favor diremos que la escena de tortura y amputación es bien espectacular, y que el instrumental utilizado por su captor no tiene precio por lo artístico que es...

    Con todo, el conjunto hace aguas y el resultado es una película vulgar y totalmente prescindible, apta para pasar un rato más o menos entretenido pero poco más.
Enoch

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada