martes, 18 de enero de 2011

La Niebla de Stephen King (The Mist)

Valoración: 10/10

    Frank Darabont vuelve a trasladar al cine (como ya hiciera con su gran "Cadena Perpetua") un texto de uno de los más afamados escritores de fantasía y terror, Stephen King, en esta ocasión se trata de un relato corto, titulado "La niebla".

    Su argumento arranca con una gran tormenta que asola un pueblo. Tras ella una impenetrable y aparentemente interminable niebla cae sobre él, dejando atrapados a los habitantes en sus casas, locales comerciales... La acción se centra en el supermercado local, donde un nutrido grupo de personas pronto comprobarán que no pueden salir al exterior, algo se oculta en la niebla, algo inimaginable y más que peligroso. El tiempo comienza a correr y las esperanzas de vida y de fin de la pesadilla van mermando, el enfrentamiento a lo desconocido es inevitable, y más aún aquel entre ellos...

    Nada tiene que ver este título con "La Niebla" de John Carpenter, o la infumable y más reciente "Terror en la Niebla". Este título de F.Darabont es un pedazo de buen cine, uno de los más interesantes títulos que nos ha ofrecido el cine fantástico y de terror en estos últimos años plagados de tan baja calidad en el género. Pese a que su argumento puede pecar de escasa originalidad, hecho que puede incluso verse subrayado (según el espectador que la analice) por los variados homenajes, o guiños que ofrece a otros clásicos del terror, como "La guerra de los mundos", "Alien" o "Aracnofobia", entre otros (de hecho, el personaje protagonista ya hace el primer guiño nada más comenzar la proyección, pues se dedica profesionalmente a pintar carteles de películas de género). No obstante, el elemento más trabajado de la película y que la hace destacar frente al resto es el componente humano, la creación de una galería de personajes con la que el espectador puede empatizar, a quien puede amar u odiar a muerte, con lo que cada momento de tensión se ve acrecentado y se sufre y disfruta con más intensidad. Igualmente, y paralelo a ello, se halla el factor ideológico, pues los fatídicos acontecimientos se enfrentan desde el pragmatismo, desde el fanatismo religioso, desde la resignación, desde la necesidad de supervivencia extrema... todas las posturas conviven y se personifican dentro del grupo de "habitantes" de ese supermercado dotando al film de unos trasfondos y unas lecturas más que interesantes.

    En cuanto a las interpretaciones de sus protagonistas cabe destacar por encima de todas ellas la realizada por Marcia Gay Harden ("Mystic River"), que interpreta a una fanática religiosa que queda atrapada con el resto en el supermercado, que en el pueblo es tomada por loca, pero cuando la situación escapa a toda razón puede ejercer su apocalíptico discurso con veracidad y ser peligrosamente tomada en serio... Marcia borda el papel, resulta más aterradora incluso que las criaturas de la niebla...

    Otro punto que a mi entender resulta interesante son sus efectos visuales. El diseño de las criaturas y de las diversas situaciones que provocan me ha parecido más que interesante. En ciertos momentos dota incluso al film de un aspecto de "serie B", pero en vez de vulgarizarlo, le da más encanto.

    En su contra se han alzado voces que apelan a su excesiva duración, pues supera las dos horas de metraje, pero las pienso más que necesarias para poder esbozar bien no sólo lo fantástico sino lo humano y regalarnos estos personajes que comentaba anteriormente. También ha sido muy discutido su desenlace, un final brutal que ha posicionado a sus espectadores en extremos contrarios... a mi entender, acaba como debe acabar y representa un gran acierto... pero eso sí, resulta una elección arriesgada por parte de su creador, y eso siempre es de agradecer.

    En conclusión, una pequeña joya del cine fantástico y de terror que todo aficionado debería ver, muy recomendable.
Enoch

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada