viernes, 11 de marzo de 2011

Terminator Salvation: The future begins (Terminator 4 - T4)


Valoración: 5/10

    La cuarta parte de la saga “Terminator” (Terminator Salvation) viene firmada por el director McG que hace de ella, como es costumbre en su carrera (véase “Los Ángeles de Charlie”), un espectáculo con grandes formas y poco fondo.

    Esta cuarta entrega nos sitúa en el futuro apocalíptico en el que las máquinas ya han tomado el control de la Tierra y la masacre humana ya ha sido llevaba a efecto. Nos narra las batallas entre los grupos de resistencia supervivientes y sus mecánicos opresores. Entre los escasos humanos con vida encontraremos a John Connor, que tendrá que vérselas con mil peligros, conocedor de lo acontecido en el pasado y poseedor de más datos que nadie, para asegurar la supervivencia de su especie y la aniquilación de las máquinas.

    Los ingredientes que componen esta producción son de radicalmente opuesta calidad…
    Lo bueno de T4: Unos efectos visuales muy cuidados y espectaculares, además de un sonido y efectos de sonido abrumadores. Algunos personajes son salvables, como la niña muda o el condenado a muerte resucitado décadas después interpretado por Sam Worthington (“Avatar”, “Furia de Titanes”.
    Lo malo de T4: Un guión casi inexistente, no nos cuenta gran cosa y lo poco que cuenta lo cuenta mal, unos gazapos impresionantes y un metraje por encima de lo debido que hace que un amplio sector del público llegue a aburrirse. Christian Bale tiene muchos buenos papeles en su carrera, este no es uno de ellos…

    Mezclando ambos factores, lo bueno y lo malo del film, obtenemos como resultado una secuela digna (para lo cutre que suele llegar a ser una cuarta parte de casi cualquier saga) que apuesta por el mero espectáculo sacrificando la historia, que introduce a los espectadores en una atracción de feria en lugar de en una sala de cine… y eso algo que a muchos encantará y a otros decepcionará o aburrirá.

    Personalmente opino que, teniendo en cuenta los grandes medios con los que ha contado esta producción se podía haber hecho algo bastante mejor poniendo tan tremendos efectos al servicio de la historia y no al revés. No obstante, entretiene, eso no se le puede negar, y, siendo sincero, parece que a este director no se le puede pedir mucho más de momento. Prescindible.
Enoch

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada