jueves, 17 de marzo de 2011

El Sanatorio de Sierra Espuña


¿Conocéis este sanatorio?¿Y a sus fantasmas?

Está en Murcia y fue construido ya hace más de medio siglo. En un primer momento fue un hospital para tuberculosos que acabó cerrando sus puertas.
En la actualidad, el sanatorio está abandonado y en ruinas. Pero algo ocurre en su interior.

La construcción del mismo dio comenzó a finales de 1913. Fueron los vecinos quien se encargaron de levantarlo de forma altruista. Lo terminaron en febrero de 1934, un año más tarde se inauguró.

El edificio constaba de tres plantas y un sótano. Posteriormente, se hicieron la casa del conserje, cocheras, cuadras, depósito de cadáveres, velatorios, un acueducto para recoger agua.

Llegó a contar con doscientas camas y cincuenta personas encargadas de los distintos servicios y la atención a los enfermos. En este luga,r se hacinaban los enfermos y los que morían eran sacados por la puerta trasera y apilados unos sobre otros a la espera de que los carreteros los trasladaran hasta el cementerio de Alhama de Murcia. Según cuentan personas del lugar, muchos de estos cuerpos se sacaban sin verificar que habían muerto

Tras 27 años como sanatorio antituberculoso, las cosas cambiaron. Fue gracias al descubrimiento de la estreptomicina en 1949.

El 10 de mayo de 1962, el sanatorio de Sierra Espuña cerró sus puertas.

Después de un año, el hospital fue rehabilitado y se convirtió en una escuela-hogar para acoger a huérfanos y necesitados de toda la región. Así permaneció durante algunos años más hasta que, finalmente, volvió a cerrarse de nuevo.

En los ochenta se convirtió en albergue juvenil pero también se cerró.

En los primeros meses del 2002, un joven de 19 años relató lo que vio allí: una especie de neblina de un color grisácea; parecía una mujer deambulando por el pasillo, como un tenue haz de viento con humo que se deslizaba en medio del pasillo.
Esta visión le provocó un intenso dolor de cabeza y un malestar general que le obligó a salir del recinto. Se prometió no volver jamás.

En la actualidad han ido varios equipos de investigadores de lo paranormal y han captado psicofonías y fenómenos extraños en este antiguo sanatorio para tuberculosos de Sierra Espuña movidos por las declaraciones de un vigilante que decía que se escuchaban voces y gritos procedentes del sótano, muebles que se movían solos, puertas que se cerraban, etc. La investigación comenzó con la colocación de varias cámara de video en un pasillo donde aseguran que el fantasma de una mujer arrastraba su cuerpo de una punta a otra.
- May - 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada