miércoles, 9 de marzo de 2011

Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet


Valoración: 8/10

    Tim Burton dirige esta oscura fantasía que toma su inspiración de uno de los musicales más oscuros de la historia de los escenarios.

    En ella se nos narra la historia de Sweeney, un famoso barbero a quien le fue arrebatada su familia y enviado lejos de su ciudad natal, Londres.
    Con los años, regresa, cargado de ira y con el mayor afán de venganza... De regreso a la calle Fleet visita su antiguo lugar de trabajo, y allí pronto entabla amistad con la propietaria del local bajo él, donde se comercializan empanadas de carne. El instinto asesino de Sweeney se acrecenta más y más, y el negocio de carne se hace más y más prospero...

    Esta pequeña gran joya del cine destila arte por cada uno de sus fotogramas, cada detalle está cuidado al máximo. Destacan sobre todas las cosas los aspectos técnicos, como el maquillaje, la escenografía y el vestuario (fue nominada al oscar por estos dos últimos). Otro de los pilares, como son sus intérpretes, también destacan por su calidad, Johnny Depp como el barbero, y Helena Bonham Carter, como su ayudante bordan sus interpretaciones, las dotan de profundidad y oscura elegancia (por ello ambos fueron nominados a los globos de oro, que J.Depp ganó además de ser posteriormente nominado al oscar por este papel).

    La mayor baza en su contra reside en el hecho de ser un musical, factor que no la hace "apta para todos los gustos". Pienso que este tema no desmerece al conjunto, aunque personalmente sí que hubiera sacrificado alguna de sus canciones por una mayor interacción entre los personajes de forma hablada para poder dotar así a la historia de mayor realismo y poder conseguir una empatía mayor del público. Igualmente eliminaría el hecho de que alguna de las canciones se repite a lo largo de la película y puede conducir a un cierto hastío...

    Por lo demás, encuentro a esta película como una pequeña obra de arte, un ejercicio de fantasía e imaginación que el gran Tim Burton nos ha regalado en estos tiempos en que el cine fantástico está de ala caída, recordándonos que aún quedan genios, y que aún se puede hacer buen cine. Muy recomendable.
Enoch

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada