miércoles, 9 de marzo de 2011

Donato Bilancia, el Serial Killer Italiano

Donato Bilancia es un italiano conocido por los asesinatos que ha cometido, entre octubre de 1997 y mayo de 1998 se le culpa de al menos 18 victimas. Se ha convertido en uno de los mayores serial killer.

Donato Bilancia nació en Potenza el 10 de julio de 1951 pero su familia pronto se trasladó a Génova.

Con 25 años, en 1976, ingresó en prisión por hurto, pero escapó de la cárcel unos meses más tarde.

Lo que más marcó su vida fue el suicidio de su hermano, junto a su hijo. Se lanzó a las vías ferroviarias de Génova.

Al poco tiempo, Donato sufrió un accidente que le sumió en un coma profundo durante varios días. Cuando se recuperó, comenzó a radicalizar su personalidad en todas las facetas de su vida.

Tenía mucha afición al juego, lo que le provocó que contrajera enormes deudas que le llevaron a robar a gente a la que posteriormente mató para no ser denunciado. Pero también mataba por ira, en el caso de mujeres inocentes e incluso estuvo como sicario de la filial genovesa de un clan mafioso de Cosa Nostra.

El 16 de octubre de 1997, comenzó su larga lista de asesinatos con el de Giorgio Centanaro, al que mató asfixiándolo con una cinta adhesiva.

Una semana después del crimen, entró a robar en la casa de Mauricio Parenti y su mujer Carla Scotto. Acabó con sus vidas y robó del domicilio unos 13 millones de liras (6.500 euros aproximadamente). Y así continuó, acabando con la vida de otras parejas, una larga lista, durante 7 meses.

Durante ese tiempo, la muerte de una prostituta levantó el pánico entre las calles de Liguria. El asesino les obligaba a arrodillarse y les disparaba en la nuca.
Comenzaron a aparecer víctimas en los lavabos de las estaciones, y se llegó a la conclusión de que se trata de un mismo homicida ya que todos los asesinatos habían sido perpetrados con el mismo arma, además de en el mismo lugar.

La única prostituta que logró escapar de Bilancia fue un transexual venezolano llamado Julio Castro, alias “Lorena” el 24 de marzo en Novi Ligure. Julio Castro avisó a los guardias de seguridad de lo ocurrido y éstos acabaron siendo asesinados por Donato. No obstante, gracias a las declaraciones de “Lorena”, se esclarecieron muchas dudas con respecto al perfil del supuesto asesino.

El 6 de mayo de 1998 se detuvo a Donato Bilancia. Aunque al principio no quiso hablar, acabó derrumbándose ante el juez y confesando: "Sí, he sido yo. Las he matado aunque no sé por qué. No estoy bien, ayúdenme a curarme.” Acabó explicando con todo detalle cómo acabó matando a todas sus víctimas.

La defensa dijo que el acusado sufría trastornos mentales y era incapaz de entender sus acciones, por lo que fueron solicitadas multitud de exámenes psicológicos. Tras los resultados, se dictaminó que Donato Bilancia estaba en completa y perfecta cordura y era consciente de sus actos.

En el año 2000 salió su sentencia, por la que se le condenaba a 13 cadenas perpetuas y 26 años de reclusión, además de 14 años más por otro intento de asesinato.

- May - 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada