viernes, 11 de marzo de 2011

OUIJA, ¿Mentira o puerta al Más Allá?

¿Qué hay tras la ouija? A priori no se puede negar ni afirmar rotundamente nada. La gran abundancia de datos acumulados parece demostrar que existe una verdad subyacente en este sistema de comunicación con otros planos de existencia. Sin embargo, y como muchas veces se ha repetido, puede ser peligroso entregarse total y abiertamente a la credulidad.

David Farrant, jefe de la British Psychic and Occult Society, considera la Ouija como la puerta hacia fuerzas poderosas y maléficas. Si se contacta con estas entidades utilizándola sin saber lo que se esta haciendo, pueden despertar y tomar posesión de todos los participantes.

Aunque rudimentaria, esta forma de comunicarse con los espíritus era conocida desde la antigüedad, en el siglo VI a.C., Pitágoras ya la describió.

En general la ouija se practica sobre una mesa redonda, sobre la cual pueda deslizarse sin problemas una copa de cristal invertida. En el borde de la mesa se ponen cartulinas con todas las letras del alfabeto y los números. Una vez lograda la concentración adecuada, todos colocan un índice sobre la copa que, de contactar, se moverá de una letra a otra formando las palabras que constituirán el mensaje del más allá.
Pero fue en la segunda mitad del siglo XIX que la tabla adquirió la forma conocida. Incluso el nombre de ouija le fue concedido entonces, por Williams Fuld, que declaró haberla inventado, aunque no es cierto ni mucho menos.

La tabla Ouija es quizás uno de los métodos más controversiales para comunicarse con espíritus. Sobre todo porque lo puede usar cualquiera y no requiere poderes especiales para navegar. Quizás por esto la mayoría de los psíquicos desaconsejan su uso. Este nombre de ouija deriva del francés OUI y del alemán ja, dos palabras que significan lo mismo: sí. La tabla está formada por dos partes: la tabla propiamente dicha, donde están pegadas las letras del abecedario, los números 0 al 9 y dos palabras: SI y NO, y a veces ADIÓS para avisar que el espíritu presente da por terminada la entrevista. Hay una segunda pieza, movible, que puede deslizarse sobre el tablero y sobre la cual apoya muy levemente los dedos la persona que espera recibir un mensaje, llamada, a veces “panchette”.
También tiene unos elementos Psíquicos básicos como: El poder de una medium, que al poseer una supuesta capacidad para "contactar" o recibir la presencia de estos entes, suele ser también un medio de comunicación entre los participantes y el presunto ente sobrenatural contactado, y la supuesta energía trasmitida por los participantes.
Hay varias formas, según cada persona, hay quien purifica el ambiente quemando incienso o plantas aromáticas, otros invocan a los ángeles y santos guardianes, otros hacen previamente una rueda de poder para cargar la estancia de energía positiva. Tras una relajación mental de los participantes, se comienza con una pregunta: ¿hay alguien ahí? y si hay respuesta comienzan las preguntas y respuestas entre los participantes y la entidad contactada.
Conviene confeccionar un diario de incidencias de nuestras sesiones de Ouija para recurrir a él en caso de duda o si contactamos con diferentes entidades. Lo ideal y recomendado es tener siempre una persona experta en este tipo de vía de contacto. Lo contrario puede resultar peligroso.

La tabla fue utilizada con gran entusiasmo a fines del siglo pasado por algunos miles de aficionados de todo el mundo y ha vuelto a convertirse en artículo de moda, o de diversión, por quienes desean pasar un buen rato, sin caer en la cuenta de que se trata de un objeto peligroso.

¿Recibe la persona que “juega” a la ouija verdaderos mensajes del más allá, como algunos creen, o se trata de mensajes emitidos por el subconsciente de quienes utilizan la plancheta? Los psicólogos opinan que este juego es muy peligroso y puede causar severos daños mentales, e incluso llegar a la locura. Explican que, por lo general, el subconsciente se manifiesta a través de los sueños o por hipnosis. Jamás deben manifestarse consciente y subconsciente al mismo tiempo encontrándose el sujeto consciente. Puede sufrir por ello fuertes traumas.

Además, ¿es posible que el mensaje recibido a través de la tabla ouija influya en los actos que realizará más tarde una persona? La tabla ouija no es precisamente uno de esos artículos esotéricos que debe consultarse con ligereza y, menos aún, cuando se es algo impresionable. A veces, su uso es objeto de bromas, pero otras ha tenido consecuencias nefastas para aquellos que han sabido interpretar los mensajes que puede transmitir.

Enumeraremos dos teorías opuestas que se han formulado para explicar este fenómeno. Unos niegan rotundamente cualquier connotación con un presunto "más allá" o con sistemas de vida ajenos a nuestra dimensión. Según esta postura, todo se debe a un afloramiento de nuestro inconsciente, donde se encuentran ocultas nuestras represiones, deseos y anhelos no cumplidos. Durante la práctica de la ouija se produciría una relajación de los mecanismos bioeléctricos del consciente, es decir, cierta desconexión con el yo. En este momento aflorarían todas aquellas ideas y motivaciones almacenadas en el inconsciente, apoderándose del sistema transmisor de las neuronas, y del muscular. Esta idea, no explica muchos casos de comunicación con la ouija ni aclara ciertos fenómenos.
El caso contrario es el de aquellos que no afirman que mantienen contactos con personas difuntas, espíritus, seres superiores, extraterrestres y un largo etcétera; y de forma cultural se asocia con el contacto con seres de la religión católica como Dios y el Demonio, aunque esto último es rechazado por estudiosos de la Ouija.
Os dejamos algunos casos vividos:

- Jennifer Lynn Sprigman, de 14 años, de Downers Grove, Illinois. Había sido siempre una muchacha nerviosa e impresionable. En diciembre de 1972 se encontraba con una compañera de le clase, cuando a ésta se le ocurrió jugar un rato con la tabla ouija. Jennifer preguntó, a qué edad moriría. La plancheta dio una cifra, 18, y siguió con una palabra: asesinada. Las dos amigas rieron con la respuesta. Siguieron preguntando cosas relacionadas con la muerte de Jennifer: de qué forma moriría. La tabla contestó de inmediato; estrangulada. La joven murió estrangulada, como anunció la tabla, el 3 de octubre de 1976 faltando dos semanas para su 18 aniversario. Jamás atraparon al asesino.
- Un señor, llamémosle Sr. X, con bastante mala suerte en la vida se encontró a finales de un noviembre con un amigo, el cual le insistió para que le acompañara a su casa, y consultara la ouija, que solía practicar con su esposa, asegurándole en más de una ocasión que les "habían" ayudado. A regañadientes el Sr.X acompañó a su amigo. Momentos después se iniciaba la sesión y no se hicieron esperar los resultados, al Sr.X se solucionarían sus problemas. Días después nuestro amigo recibió de un familiar del que llevaba años sin saber nada una pequeña participación de Lotería de Navidad. El número fue agraciado con el "Gordo", por lo que cobró una cantidad que le permitió vivir con cierto desahogo hasta encontrar trabajo estable. No siempre tiene que ser malo…
- Durante tres o cuatro años, un grupo de amigos de alto nivel cultural se reunían los sábados por la tarde para practicar la ouija. En una de ellas se recibió una comunicación de alguien que decía llamarse Antonio. Al parecer se encontraba en una carretera junto a un camión volcado en la cuneta, y decía que había mucha gente junto a él, pero nadie le hacia caso y no sabia lo que pasaba. Finalmente dio un número de teléfono, tras lo cual se cortó el contacto. Una semana más tarde, el grupo de experimentación decidió llamar a ese teléfono... El resultado fue asombroso: el número correspondía a la vivienda de un camionero llamado Antonio, que había fallecido en un accidente al quedarse dormido al volante de su vehículo. El hecho había ocurrido el mismo día que se practicó la ouija.
- Ya de madrugada, Juan Vicente recibió una inesperada llamada telefónica. Un amigo, le comunicó que, haciendo ouija en casa de otro conocido, el master les comunicó: "Juan Vicente no debe hacer el viaje. Que no lo haga.". El desplazamiento aludido en el mensaje era una excursión de unos diez días por Austria. Así que tomó la decisión de no salir de viaje con sus compañeros. Ocurrió que, precisamente en esos días, Juan Vicente recibió la notificación de que su solicitud de ingreso en una importante empresa había sido aceptada. De no haber podido presentarse en un plazo de 72 horas, otro hubiera ocupado el puesto.
- En la provincia de Barcelona, un grupo de tres matrimonios acompañados por algunos de sus hijos, después de cenar improvisaron una ouija. Durante largo rato, la plancha permaneció inmóvil, por lo que decidieron dar por terminada la experiencia. Pero alguien propuso hacer un intento más. En esta ocasión, la plancheta si se desplazó. Fue de un lado a otro marcando repetidamente la palabra "MUERTE". Entre los asistentes, se encontraba un joven de 17 años que dos días después de la sesión, sufrió un grave accidente de ciclomotor al chocar de frente con un turismo que circulaba en dirección contraria. La muerte fue instantánea.
- Una tarde de enero de 1885, en la ciudad de San Petersburgo, una joven jugaba con la tabla ouija que acababan de regalarle. Obtuvo de ella, un nombre: Andrei, que era el de su difunto padre. Cuando volvieron a jugar su madre y ella, apareció el nombre de Alejandra, seguido de 5 palabras: “Tienes que salvar a Nicolás”, que fueron seguidas por un curioso mensaje. Era la historia de un joven revolucionario llamado Mijaíl, que había sido sorprendido en una reunión clandestina y condenado a cinco años de destierro en Siberia. El mensaje había sido emitido después de morir Mijaíl, cuando intentó huir de la prisión. Esta historia, que sería investigada por el Dr. Alexander Aksakov, gran aficionado a los fenómenos psíquicos, no pudo ser aclarada. ¿Había leído la joven de la ouija alguna novela, o escuchado una noticia que dejaron una profunda huella en su mente, sin que ella se diera cuenta, y fue a surgir, ligeramente transformada?
También ha habido serios casos de fraude, como entregar dinero a otra persona, etc.

¿Se sabrá algún día si es cierto que se puede contactar con el más allá? En caso de querer probar, tan solo recordar que hay que comenzar las sesiones guiados por un conocedor de la tabla Ouija. No hay que permitir practicar a menores. Es mejor utilizar un vaso de cristal antes que materiales plásticos. Por supuesto tener una cierta tranquilidad mental y no dejarse llevar por los mensajes de lo que debería ser un juego

- May - 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada