viernes, 11 de marzo de 2011

Las Sectas

Todos y cada uno de nosotros hemos oído hablar de SECTAS, pero ¿de donde viene esa palabra? ¿qué son? ¿Cómo funcionan? Etc…..

El término proviene del latín secta: ‘sendero’, ‘método’, ‘modo de vida’, ‘partido político’, ‘escuela de filosofía’ que viene de seqüi: ‘seguir’. En Europa la palabra “secta” se ha concebido como seguir a un líder.
Una secta es desde, el punto de vista sociológico, un grupo de personas con afinidades comunes (culturales, religiosas, políticas, etc). Podría definirse también como una devoción excesiva a una persona, idea o cosa y que emplea técnicas de manipulación para persuadir y controlar a sus adeptos.

Secta es un grupo religioso o "para-religioso" autónomo del escalón más bajo de la religión, donde está lo menos razonable, lo más disparatado, lo menos sensato; generalmente surge alrededor de las doctrinas de un visionario o alguien con síntomas claros de padecer algún trastorno mental.

Suelen ser grupos pequeños pero con alto índice de expansión, integrados por hombres y mujeres asociados voluntariamente tras una conversión religiosa.

Las sectas presentan un inconformismo frente a las iglesias denominadas mayoritarias, es decir una contracultura, pero que mantienen un sistema unificado de creencias y prácticas relativas a las cosas sagradas, unidas en una estructura moral llamada Iglesia, manifestando el sentido tendiente a la «colectividad».

Se caracterizan por ser grupos altamente excluyentes que se colocan en contra de otras posiciones culturales-religiosas, en los cuales se desarrolla una notable pérdida de identidad en sus miembros, creando una especie de mundo interno en el que el líder posee el control total del grupo.

En muchos casos se atraen a los nuevos miembros predicando soluciones fáciles a los problemas de la vida, salidas inmediatas a situaciones de opresión personal o crisis depresivas, el pasaporte al paraíso luego de la muerte o la iluminación en vida.

Una persona se puede sentir inclinado a incorporarse a una secta cuando no ha recibido respuestas sobre esta cuestión. Junto a esta razón, hay otra, de tipo más afectivo. Con frecuencia una secta se presenta como un grupo "familiar", con fuerte cohesión y afecto entre sus miembros, lo cual atrae precisamente a personas con serias carencias en este aspecto.

Algunos de los peligros de las sectas, son el aislamiento social que propugnan, el radicalismo religioso y la persecución de críticas formuladas en su contra.

A la posible pregunta que os hagáis de si son peligrosas las sectas, podríamos decir que la mayoría son peligrosas para ellas mismas ya que una vida basada en mentiras sufre un perjuicio que se traduce en un deterioro personal, es un daño es moral y físico en el caso de suicidios y asesinatos colectivos.
Peligrosas para terceros destacan las satánicas, en las que puede haber aberraciones de varios tipos, e incluso en algún caso crímenes, rituales o no.

Se podrían agrupar las características más generales de las sectas en:
• Asociación voluntaria
• Existe una pretensión de exclusividad, por lo que sanciona con la expulsión a los que contravienen a la doctrina, preceptos morales u organizativos del grupo
• Aspiración a la perfección personal
• Afirmación real del sacerdocio de todos los creyentes
• Puede basarse en una participación laica
• Pueden mostrar indiferencia frente a la sociedad secular y el estado.
• Su respuesta al mundo
• Clase de reacción en las creencias
• Prácticas usuales de sus miembros

Las sectas se podrían englobar en cuatro grandes grupos:
1- De origen cristiano, aunque se trata de grupos que propiamente no son cristianos, porque ni creen en Jesucristo como Hijo de Dios ni tienen un bautismo válido; los ejemplos más característicos son los testigos de Jehová y los mormones.
2- El segundo es el de sectas de impronta oriental, sobre todo hindú.
3- El tercero son las sectas gnósticas (enlazan con antiguos gnosticismos esotéricos) y neopaganas (resucitan cultos antiguos como los druidas).
4- Y el último es un grupo con rasgos propios: las sectas satánicas. En ellas lo que hay no es una religión disparatada, sino una religión pervertida en su raíz, la "antirreligión" por antonomasia.

Cuatro organizaciones calificadas como secta, han conseguido antes del siglo XXI inscribirse como confesión religiosa en el Ministerio de Justicia español: Adventistas del Séptimo Día, Hare Krishna, testigos de Jehová e Iglesia Palmariana.

No es muy razonable, por ejemplo, seguir a quien profetiza el fin del mundo en una fecha inminente y no se cumple; y se vuelven a dar otras tres fechas, y tampoco. Podría decirse que es el caso de los testigos de Jehová.

Si alguien se pregunta si en España hay sectas os podemos decir que no hay datos exactos, pero la cifra andará por unos ciento cincuenta mil para una población de cuarenta millones. Y el grupo más numeroso con diferencia, los testigos de Jehová, que ha llegado a tener unos cien mil, a pesar de las apariencias, desde hace unos pocos años está decreciendo.

-May-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada