lunes, 3 de agosto de 2015

La promesa (Patrice Leconte)

Título original: Une promesse (A Promise)
Año: 2013
Duración: 95 min.
País: Francia

Director: Patrice Leconte
Guión: Patrice Leconte, Jérôme Tonnerre (Novela: Stefan Zweig)
Música: Gabriel Yared
Fotografía: Eduardo Serra

Reparto: Rebecca Hall, Alan Rickman, Richard Madden, Maggie Steed, Christelle Cornil, Shannon Tarbet, Toby Murray, Jean-Louis Sbille, Jonathan Sawdon

"La Promesa" nos ubica en Alemania, durante los años previos a la Primera Guerra Mundial, un país en plena revolución industrial y tierra de oportunidades. En ese entorno querrá el destino que un joven ingeniero rápidamente se transforme en la mano derecha de un exitoso empresario y su vida cambie por completo. No sólo su meteórica carrera profesional influirá en ello, sino también una dama, la mujer de su jefe y mentor, de quien rápidamente quedará prendado. La situación política del país y las relaciones entre estos tres personajes se encuentran al borde del estallido...

Patrice Leconte escribe y dirige este relato de época inspirado en una novela de Stefan Zweig sobre emociones turbulentas en tiempos turbulentos, y, pese a tener grandes intérpretes en su haber y una, si no original, sólida historia, no termina de convencer.

Tanto la labor de ambientación (que es correcta pero no espectacular) como el trabajo de dos de sus protagonistas, Rebecca Hall y Alan Rickman, estupendos en sus creaciones de un matrimonio bien avenido pero no basado en el amor y la pasión, sino lastrado por desgarradas emociones, hacen que el visionado de este film merezca la pena y se erigen como lo único bueno y destacable del mismo.

Por contra, el personaje creado por Richard Madden, el joven tercero en discordia, no termina de convencer pese a tener algún que otro momento brillante. Igualmente la atmósfera emocional se ve un poco disminuida por una banda sonora que no está a la altura, pese a estar firmada por uno de los grandes como Gabriel Yared (El Paciente Inglés), no es una una de sus creaciones más inspiradas.

Pero quizás lo que más lastra esta película sea la inexistencia de química y pasión entre la pareja central, el joven emprendedor y la mujer casada, en ningún momento esa llama traspasa la pantalla, pretende ser tan sutil que hace perder veracidad y sobre todo intensidad a la narración completa, y un error así en un film de estas características y esta temática, termina hundiendo la propuesta y dejando a la audiencia con una sensación de indiferencia ante lo narrado que anula el disfrute de la película.

Bien realizada, con alguna interpretación interesante, pero insuficiente en su conjunto. Prescindible.

Enoch
Valoración:5/10
Trailer;

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada