martes, 25 de noviembre de 2014

Zombeavers - Castores Zombies (Jordan Rubin)

Valoración:3/10

Un grupo de descerebradas jóvenes se dirigen a pasar un fin de semana en una cabaña del bosque junto al lago, lejos de su rutina, sus vidas y sus parejas. Mas el grupo de aún más descerebrados novios no admitirá quedarse fuera de la escapada y no tardarán en unirse a las chicas y sus planes de locas veladas desinhibidas y bañadas en alcohol. Pero la diversión se verá sangrientamente interrumpida por la aparición en escena de uno castores zombies de desarrollada inteligencia e insaciable sed de muerte y destrucción. Comenzará la batalla por la supervivencia…

En unos tiempos cinematográficos donde triunfa el humor sangriento, en el que los zombies son los reyes del panorama del terror y en el que los animales asesinos de casposa factura (léase “Sharknado”, “Piranha 3D”, etc.) acaparan espectadores, “Castores Zombies”, un proyecto firmado por el director Jordan Rubin,  sale a la luz aunando los tres ingredientes en busca de un garantizado divertimento para el espectador.

La idea, pese a que pueda resultar en primera instancia absurda, tiene su encanto teniendo en cuenta que no nos encontramos ante una película que en ningún momento pretende tomarse en serio a sí misma, pero… realmente la fórmula funciona?. Para mi personal gusto, no lo consigue.

El film comienza entreteniendo e incluso divirtiendo, pero pronto se ve que no hay mucho donde hincar el diente en esta producción que pronto gasta toda su artillería y agota lo sencillo de su parte cómica para luego concatenar chistes y situaciones risibles sin genio alguno. Pienso que del mal resultado de  “Zombeavers” no podemos culpar a su parte técnica ni a sus voluntariamente cutres efectos visuales (perfectos para una lúdica sesión de serie Z), sino que el fracaso nace del guión (del propio director junto a Al y Jon Kaplan), que no sabe sacar partido a la parodia ni brillar con originalidad alguna, menos aún hacer interesante la historia y los personajes de coeficiente intelectual inferior a los propios castores animatrónicos.

En conclusión, un film que ni funciona como terror serio ni como comedia, que resulta sólo apto para el visionado entre amigos, risas y comentarios, pero sin prestarle mucha atención. Fallida.

Enoch
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada