martes, 19 de agosto de 2014

Neverlake (Riccardo Paoletti)

Valoración:5/10 

Una adolescente regresa al hogar paterno, un lugar en plena naturaleza, rodeado de misterios. El caserón se halla en pleno bosque, cerca del lago al que hace referencia el título de la película. Bajo sus aguas se ocultan siglos de historia y leyenda, pues desde tiempos inmemoriales en él se realizaron rituales, ofrendas a los seres de sus profundidades a cambio de la sanación de físicos males. La joven, durante las continuas ausencias de su  padre, paseará por sus orillas, conocerá en ellas a nuevos amigos, niños, que tomarán su mano y le mostrarán los más oscuros secretos que se ocultan tras la apariencia idílica del lago, la casa o su propia familia…

“Neverlake” bebe de un estilo de cine de terror absolutamente clásico, donde es la historia la que poco a poco va atrapando, el entorno y sus sombras quienes van cercando y asfixiando a unos personajes (medianamente bien interpretados) y al espectador. Antepone argumento a efectismos, y eso en estos tiempos es de agradecer.

No por todo ello en lo visual “Neverlake” está descuidada, al contrario, es remarcable la buena selección de localizaciones, su fotografía y la buena factura de  sus escasos pero efectivos efectos especiales o maquillaje. Quizás el fallo más grande de esta película resida en su ritmo narrativo, completamente irregular. Su tono es a tramos muy vivo e interesante y a tramos tedioso. Este hecho puede venir dado por la convivencia de elementos muy manidos y predecibles en su guión (las interacciones con el grupo de niños que parecen sacadas de “El Orfanato” o “El espinazo del Diablo”) que guardan secretos a voces, con otros giros verdaderamente brillantes que sí consiguen sorprender (sobre todo en su buen tramo final). Este hecho, sumado a una edición que no ha sabido salvar este escollo, produce un efecto extraño en el que la audiencia pierde el interés por tener la sensación de estar ante una película “ya vista”  para recuperarlo por completo a tramos.

En conclusión, una película con un buen trabajo técnico, elegante en sus formas, pero que trastabilla en su tono y ritmo a la hora de contar su interesante historia. Digna para pasar un buen rato, pero muy mejorable.

Enoch
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada