miércoles, 6 de agosto de 2014

Afflicted (Derek Lee y Clif Prowse)

Valoración:7/10

Un joven, presa de una grave enfermedad, decide vivir los días que puedan quedarle al límite, por lo que decide, acompañado de un amigo, comenzar un largo viaje por el mundo documentando cada paso de su experiencia.
Todo marcha viento en popa, pero un ¿accidental? encuentro con una desconocida y una agresión cambian el rumbo de las cosas. El metabolismo del joven empieza a mutar. Sus heridas se curan, su cuerpo no tolera comida, a la par que comienza a desarrollar una fuerza sobrehumana…

Derek Lee y Clif Prowse escriben, dirigen y protagonizan esta película que se enmarca dentro de dos subgéneros del terror, uno clásico, como el del vampirismo, y otro de más moderna tendencia, el del found footage (metraje encontrado) cuya fórmula ha gustado y ha sido galardonada en varios festivales de cine fantástico y de terror.

Se ha dicho, y sin falta de razón, que “Afflicted” revitaliza el hiper realismo de este tipo de cine “falso documental”. Encuentro que esto es así debido no sólo a lo bien estructurado de su historia, sino a la gran contribución a lo veraz de lo narrado que realizan sus efectos visuales cuidados y medidos. Parece que siempre que nos hallemos ante un film de “found footage” este debe minimizar sus efectismos, reducir lo visual a lo confuso, movido y estridente, y este film nos demuestra lo contrario acertando en un equilibrado centro de la diana.

Con todo ello la película no sólo resulta inmersiva con lo fácil que resulta empatizar y sentirse viajando codo con codo con estos desafortunados aventureros, sino agradable de ver sin terminar mareado, así como altamente entretenida y novedosa al introducir al espectador en el cuerpo de un vampiro neonato.

Sencilla en su relato, pero detallada en sus formas, “Afflicted” es una película que sale de la mediocridad de un género superpoblado de basura, para entretener, aterrorizar y divertir con carácter y sello propio.

Enoch
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada