viernes, 29 de agosto de 2014

Bicho Malo! ( Bad Milo - Jacob Vaugham )

Valoración:5/10 

Duncan es un joven con problemas que no duda en acudir a terapia para tratarlos. En una de sus sesiones descubrirá que un demonio habita en su interior, en sus intestinos, para ser más exactos, y que no podrá ser feliz hasta asuma esa parte de sí, lo libere y se entiendan. Atendiendo a las prescripciones de su terapeuta, Duncan deja que salga (por el orificio más cercano), pero este demonio encarnará toda la ansiedad reprimida del joven, y cada vez que pisa el exterior reina el caos e incluso corre la sangre. Demonio y humano que lo custodia habrán de llegar a un acuerdo antes de que toda la vida de Duncan quede destruida.

Jacob Vaugham dirige y firma el guión (junto a Bejamin Hayes) de esta hilarante producción protagonizada por Ken Marino en el papel de Duncan. Una historia extraña y metafórica que se viste de ochenteras formas para, en lo terrorífico de su planteamiento, concatenar carcajadas de una audiencia alucinando con lo mostrado en pantalla.

Uno de los factores más entrañables y que más llama la atención de esta película es la criatura, “Milo”. En una era digital como la que vivimos, curiosamente los responsables han decidido que este pequeño demonio intestinal sea una marioneta al más puro estilo de aquellas que acostumbrábamos a ver en el cine de décadas pasadas, y uno una creación íntegramente desarrollada informáticamente. Este aspecto de diseño dota de un cierto toque “retro” al film muy acertado, consiguiendo incluso que la audiencia coja cariño a tan, a priori, repulsiva criatura.

En cuanto al resto de apartados, poco hay que destacar, dado lo limitado de la producción y dimensiones del film. Unos actores desconocidos que son solventes en sus papeles sin brillar en demasía,  un sector técnico correcto pero sin sorpresa no originalidad… nada llamativo más allá de ciertos buenos momentos de guión y la criatura protagonista.

En conclusión, una película divertida y muy sencilla para pasar un rato de entretenimiento entre bromas sin tomársela demasiado en serio, eso sí, no apta para un público que rechace los gags escatológicos más básicos y literales. Pasable.

Enoch
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada