martes, 2 de diciembre de 2014

Ouija (Stiles White)

Valoración:5/10

Una joven pierde la vida en extrañas circunstancias, en un aparente suicidio que no es tal. A su mejor amiga le cuesta aceptarlo y, cada vez que se halla en el hogar de la difunta, cree sentir su presencia. De pequeñas, juntas habían jugado a la Ouija, y cuando encuentra en la habitación de la fallecida un tablero con el que presumiblemente su amiga habría jugado antes de morir, ni corta ni perezosa reúne a sus comunes amigos para realizar una sesión y tratar de invocarla, despedirse de ella… mas en lugar de cerrarse una puerta, se abrirá, dejando pasar una oscura presencia que acosará a aquellos que quisieron jugar con lo desconocido.

“Ouija” es una sencilla película de terror dirigida por Stiles White (sobre un guión escrito por sí mismo junto a Juliet Snowden) que busca el escalofrío en los más básicos y elementales miedos ligados a la interminable galería de leyendas urbanas y mitología que rodea al oscuro juego de la Ouija.

Para ello la película tira de clichés del género y los concatena con escasa originalidad pero con un ritmo bastante efectivo y con una narrativa bastante acertada (teniendo en cuenta el claro público al que va dirigido, el adolescente). Su principal error reside quizá en el momento en el que se lanza al vacío, el último tercio del film donde destapa todas sus (previsibles) cartas, donde lo sugerido es mostrado y donde la sospecha es evidencia y las presencias de las sombras salen a la luz. Si algo le daba fuerza a la historia es el terror a lo desconocido, al umbral entre el juego y el peligro, con lo que en lugar de ganar, va perdiendo intensidad e interés.

La factura técnica es correcta y el trabajo actoral, insulso, aunque sí me gustaría salvar a su actriz protagonista, Olivia Cooke, conocida por su intervención en la serie “Bates Motel” o en películas como “The Quiet Ones “ o “The Signal”, que si bien aún tiene mucho que demostrar, apunta muy buenas maneras.

Con todo ello, “Ouija” se constituye como una película ante la que bajar las expectativas y dejarse llevar por su función puramente lúdica, sin tomarla muy en serio, de esa forma, la fórmula funciona y entretiene aunque no brille. Eso sí, el producto se olvida tan pronto como se encienden las luces.

Enoch
Trailer:
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada