martes, 23 de diciembre de 2014

La Cueva ( Alfredo Montero )

Valoración:7/10

Un grupo de amigos decide pasar sus vacaciones lejos de todo y de todos, sin que nadie sepa de su paradero y devenir, desenchufados de su rutina, su propia realidad. Para ello elegirán un destino paradisíaco, y, mochila al hombro, se adentrarán en lo más profundo de la naturaleza para que su experiencia de aislamiento sea completa. Vivirán unos días en comunión con la naturaleza y la juerga, desinhibidos y con ganas de disfrutar la experiencia a tope. Todo va según lo previsto hasta que el hallazgo de una gruta despierta su curiosidad, y no tienen más brillante idea que aventurarse en las entrañas de la tierra, en su oscuridad, sin material apropiado ni suministros. El paseo subterráneo comienza entre risas, pero el destino les tiene preparadas terroríficas sorpresas.

Alfredo Montero dirige esta película de terror que busca la empatía del espectador frente a los miedos más básicos, como la oscuridad, el encierro, la claustrofobia, el hambre, la muerte… intentando conseguirlo mediante la verosimilitud de su relato esquivando (muy acertadamente) todo ingrediente fantástico y sobrenatural en pos del más puro terror, aquel con el que uno puede toparse en la realidad. Un potente reto que salda con nota y unos resultados que apuntan talento, razón por la cual ha recibido  reconocimientos y galardones varios a su paso por diversos festivales.

Bien es cierto que el guión del propio director junto a Javier Gullón tiene una primera parte, donde se nos presenta a los personajes, que peca de cierta banalidad, que nos dibuja unos protagonistas lo suficientemente descerebrados para introducirse en la boca del lobo sin medios, pero no lo suficientemente cercanos o entrañables como para implicar emocionalmente a la audiencia con sus desgracias.

Frente a este error se alza el acierto de haber elegido el formato “found footage” (metraje encontrado) como lenguaje narrativo, pues este erige al espectador como un componente más de la expedición al corazón de las tinieblas, con lo que la experiencia le es inmersiva y aunque le resulte indiferente el destino de los personajes, sufrirá por la propia necesidad de salida del espacio asfixiante de regreso a la luz. Otro factor digno de mención y que contrarresta la dudosa calidad de ciertas situaciones o diálogos, es el buen hacer de su elenco protagonista, que dota a la cinta de la necesaria autenticidad.

Por todo ello pedimos paciencia a aquellos que se enfrenten a su visionado, que el primer tramo no les lleve a engaño, ya que no es una tonta película más de metraje encontrado, pues una vez que “La cueva” que le da título hace su aparición, y personajes y audiencia son devorados por las tinieblas, la cinta se transforma en una experiencia de terror de calidad, donde la gestión de la historia, del espacio (su hábil mezcla trae reminiscencias a un híbrido de “Buried” y “The Descent”) y la perspectiva, resultan brillantes. Recomendable para pasar un mal rato de buen cine.

Enoch
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada