viernes, 26 de diciembre de 2014

Beneath ( Ben Ketai )

Valoración:4/10

Un grupo de mineros desciende a las entrañas de la tierra, es un día cualquiera, continúa su rutina, sólo amenizada por tener entre sus filas una visitante, hija del jefe, que baja con ellos a la oscuridad para trabajar un día como una más. Mas la aparente normalidad, seguridad, se quiebra  con un accidente que encierra a todo el grupo en las profundidades, en las absolutas tinieblas, donde nadie puede escucharles gritar y el oxígeno se agota por momentos…

Ben Ketai (responsable de fiascos como “30 días de oscuridad 2: Tinieblas”) se redime ante la crítica en el campo del largometraje con esta claustrofóbica película, entre el cine de desastres y el de terror, con esta película que ha cosechado diversos éxitos por varios festivales de género.

“Beneath” tiene una buena base, una buena historia, que desde su punto de partida siente creíble y cercana, pues, tristemente, muchos sucesos como el narrado han poblado los noticiarios en los últimos años. Igualmente la empatía con el grupo  protagonista se ve también facilitada por una labor interpretativa del elenco correcta y sin innecesarios artificios lo que subraya la verosimilitud del relato. Todo esto potencia la inmersión en la funesta aventura y acerca a la audiencia al film.

Por el contrario, hay elementos que juegan en su contra. Por una parte, la oscuridad, que si bien es necesaria para el realismo, resulta excesiva e incita a la confusión y anula el disfrute de muchas de sus escenas. En pos de la búsqueda de un efecto claustrofóbico, amenazante y desconocido, han sobrecargado el film de tinieblas. Por otra parte, el guión firmado por Patrick Doody y Chris Valenziano se queda un tanto “en tierra de nadie” al jugar a dos bandas con el cine de catástrofes y el de terror, mezclando elementos realistas con factores de cine fantástico sin desarrollarlo en profundidad, el “descenso a la locura” de las víctimas de este accidente queda un poco a la deriva sin decantarse por el tono que quiere tomar, dejando a cargo del espectador quizás demasiado.

Podía haber sido un thriller de máxima tensión, pero su indefinición y escaso riesgo e innovación hacen de “Beneath” un producto, para mi gusto, fallido.

Enoch
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada