jueves, 2 de octubre de 2014

The Casanova Variations (Michael Sturminger)

Valoración:5/10

 “The Casanova Variations” es un film peculiar, inspirado en la obra “La Historia de Mi Vida” de Giacomo Casanova. La película mezcla una recreación cinematográfica de ficción de dichas memorias, entretejiéndola con su representación teatral aderezada con arias de Mozart y Lorenzo da Ponte y, finalmente, con las aportaciones de los actores de carne y hueso que dan vida a los personajes. Desde estas tres perspectivas nos acercaremos al Casanova más humano, conoceremos su entorno, sus obsesiones y sus más profundos miedos.

Michael Sturminger dirige este arriesgado a la par que artístico proyecto cinematográfico de sorprendentes formas. Para ello organiza las distintas capas narrativas mediante un guión cuya autoría comparte con Markus Schleinzer, que las concatena, las superpone, consiguiendo un cocktail de metacine, ópera, teatro, ficción y documental.

Un conocido rostro y una voz serán hilo conductor de este laberinto de artes, John Malkovich, que encarnará a Casanova en todas sus disciplinas y es nexo de unión de todas las partes de la película dotando al conjunto de un carisma y picardía que sólo él podía proporcionarle. Dado el formato de la obra, es loable su interpretación por la versatilidad necesaria para acometerla con éxito, y él, una vez más, lo consigue. Al lado de Casanova, una galería de secundarios que, a excepción de Veronica Ferres, su compañera de viaje teatral, quedan relegados a poco más que extras o figurantes, artístico relleno eclipsado por las principales estrellas de la función.

En lo técnico no hay queja alguna, pues el film no escatima lujo en su presentación, escenografía, vestuario… voluptuosas formas y colores decorarán el viaje del seductor y sus damas dentro y fuera del escenario.

Es con todo ello la película un festín para los sentidos, un recital artístico que con su música, su puesta en escena y el buen hacer de sus actores, deleita. Mas un gran “pero” planea sobre ella, y es una innecesariamente dilatada duración. Si bien la primera mitad del film sorprende, asombra y es un dulce exquisito para miradas y oídos amantes del arte, tras el relajo de un interludio donde el señor Malkovich consigue sacar no sólo aplausos, sino carcajadas con sus afiladas ocurrencias, el segundo acto no guarda ases en su manga, pretende triunfar repitiendo formato mas logra que el placer se torne tedio dejando así, una vez cae el telón, una agridulce sensación.

Una película para disfrutar de algo diferente, creativo e intenso, pero plato para degustar en una única ocasión y no quedar con ganas de repetir. Inteligente a la par que excesiva. Un experimento de cine altamente interesante pero restringido a paladares amantes del riesgo.

Enoch
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada