viernes, 26 de octubre de 2012

El Hipnotista (The Hypnotist - Hypnotisören / Lasse Halström)



Valoración: 6/10

Lasse Halström, que dirigiera películas tan conocidas como “¿A quién ama Gilbert Grape?”, “Chocolat”, “Las Normas de la casa de la Sidra” o la más reciente “La pesca del salmón de Yemen”, entre otras muchas, regresa a Suecia para dar un giro temático en su carrera y enfrentarse a un thriller con “El Hipnotista” (adaptación del libro de Lars Kepler), película con la que compitió (sin éxito) en la Sección Oficial de la 60 Edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

El film nos ubica en el hospital, donde a duras penas mantiene un hilo de vida el único superviviente a la matanza perpetrada en la casa de una familia. El policía encargado del caso no consigue sacarle ni un recuerdo de lo acontecido al joven moribundo y, desesperado por ello, pedirá la ayuda de un hipnotista. Las piezas comienzan a moverse, pero un nuevo ataque y secuestro en casa del maestro de la hipnosis dará un giro a la historia e involucrándolo en la trama sin remedio.

Diversas son las virtudes de la película. Entre ellas la oscuridad, frialdad y elegancia con la que nos narra en imágenes la historia (como sólo un thriller nórdico puede), en gran parte gracias a la fotografía de Mattias Montero. Además de ello, es de subrayar el buen hacer del trío protagonista, formado por   Tobias Zilliacus, Mikael Presbrandt y Lena Olin (“Darkness”, “La reina de los condenados”) creando unos sólidos personajes. Rubrica la galería de puntos fuertes el frenético y espectacular cierre del film que rompe con el sosiego previo para lanzarnos a una carrera contra el tiempo y la muerte.

En su contra sólo encuentro un factor, pero de mucho peso, y es el ritmo impreso por el guión de Paolo Vacirca, que ralentiza el desarrollo del film, y que chirría en otro aspecto clave para este tipo de género cinematográfico, y es que entrega con demasiada obviedad pistas claves al espectador que no tardará en anticiparse a las sorpresas y revelaciones que la película debiera guardarse con más celo.

Pese a sus factores en contra, “El hipnotista” es una película de calidad de merecido visionado por su buen hacer cinematográfico y su gélida elegancia, mas mentalizándose a pasar un buen rato de agradable cine sin muchas sorpresas ni ases en la manga. Aceptable.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada