miércoles, 10 de octubre de 2012

Después de Lucía (Michel Franco)



Valoración: 6/10

Desde México y avalada por el éxito en su paso por el festival de Cannes y San Sebastián (donde obtuvo una mención especial en la categoría “Horizontes Latinos”) llega “Después de Lucía”, un potente drama firmado por el director Michel Franco.

La película nos ubica en una familia destrozada, que trata de comenzar de cero tras la muerte de la madre trasladándose el marido y su joven hija de Puerto Vallarta, donde conocieron una buena vida, a una nueva en México D.F. intentando superar la tristeza y la soledad . Pero Lucia no lo tendrá fácil, un desliz hace de su vida un infierno cuando comienza a ser víctima de todo tipo de acosos y vejaciones en su colegio y grupo de amigos…

Rodada con un ritmo deliberadamente calmo, pausado, que si bien puede resultar un tanto cansino, dota igualmente las escenas de un hiperrealismo (fruto también de una buena interpretación de su elenco protagonista) que hace del espectador un voyeur espiando las escenas cotidianas de Lucía y su padre, sus intentos de no hundirse frente a la desgracia y cómo todo a su alrededor parece desear ahogarlos en ella.

Pero esa calma (excesiva) , ese silencio que invade los primeros dos tercios del film se quiebra cuando el acoso y la violencia hacen acto de presencia en sus vidas. Sin perder la cualidad voyeur, las escenas rodadas en largos planos fijos, la acción se vuelve salvaje y se clava en las entrañas del indignado espectador sacándole de cualquier sopor del que pudiera haber sido víctima tras la tranquilidad anterior mostrada en pantalla.

Un film pequeño, pero un gran grito realizado con originalidad que nos recuerda cómo los mayores villanos se hallan en los entornos más cercanos, y cómo la crueldad en la juventud puede alcanzar extremos insospechados. Otra virtud de “Después de Lucía” consiste en no resultar moralista ni enjuiciar a sus protagonistas, esa labor la deja al espectador (y alguna otra nacida de argumentales cabos sueltos que pueden resultar un tanto molestos). Interesante, original en su puesta en escena (no apta para cualquiera dada su lentitud) y necesaria en los tiempos que corren.  

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada