martes, 23 de octubre de 2012

Carne de Perro (Dog's Flesh)



Valoración: 2/10

Fernando Guzzoni  firma la dirección y el guión de esta personal mirada a las secuelas de una dictadura encarnadas en la figura de un único hombre. Tras el reconocimiento a su opera prima, “La colorina”, Guzzoni presentó a concurso en la sección “Nuevos Directores” de la 60 Edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián esta su segunda obra, “Carne de Perro” alzándose con el máximo galardón de la categoría. 

La  película nos habla de un hombre que, tras haber sido un torturador durante la época de Pinochet, trata de cerrar heridas y construir una nueva vida. Pero todo son obstáculos, y uno de los mayores, él mismo.

Rodado en un tono (desesperantemente) lento y pausado, utilizando (y abusando) de los primeros planos a lo largo de todo su metraje, repitiendo esquemas, planos y escenas (impagables las mil y una duchas del protagonista filmadas exactamente igual) nos ¿cuenta? la historia desde la percepción misma del protagonista, sin apenas elementos exteriores que contribuyan a la narración o resulten explicativos de qué es lo que acontece, o por qué. Todos estos elementos contribuyen a que la percepción de la historia sea vaga por parte del espectador, que puede pasar por diversas fases de hastío y bostezo víctima de una forma de hacer cine que resulta pretenciosa y lejana.

Si algo puede salvarse de esta producción es la labor de su actor protagonista y omnipresente, Alejandro Goic, que sostiene los eternos planos con soltura. No obstante, no es suficiente un único elemento operativo de entre todos los que han de componer el mosaico que es una película. 

Un año más, el jurado de “nuevos directores” premia un tipo de cine que aleja al público de las salas (doy fe del masivo abandono del cine durante la proyección de esta película y de más de un espectador viviendo en el mundo de los sueños presa del aburrimiento) por su inaccesibilidad narrativa y formal. Abstenterse. 

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada