lunes, 15 de octubre de 2012

The Angels's Share (La parte de los ángeles - Ken Loach))



Valoración: 7/10

El prolífico y aclamado director Ken Loach (“En un mundo libre”, “El viento que agita la cebada”, “Mi nombre es Joe”, etc) firma una comedia agridulce sobre la redención donde mezcla sonrisas con ácida crítica social. Esta película le ha reportado diversos éxitos, entre ellos el premio especial del jurado en el Festival de Cannes y el premio del público a la mejor película europea en el Festival Internacional de San Sebastián.

El film nos narra cómo un peculiar grupo de jóvenes de Glasgow es condenado a realizar trabajos sociales como sentencia a los distintos delitos cometidos por todos ellos. El responsable del grupo y su labor, Harry, establecerá una cercana relación con todos ellos, y en especial con Robbie, quizás el más problemático de ellos, pero empeñado, tras el reciente nacimiento de su hijo, en reformar su vida y cambiar radicalmente para crear una familia estable. Añadido a sus actividades, Harry introducirá al grupo en la cultura de la cata de whiskey, despertando su interés, así como unas inesperadas habilidades en Robbie… pero lo que parecía una excursión anecdótica traerá consecuencias…

“The Angels’s Share” cuenta con un equipo de actores en gran parte noveles, rostros desconocidos que dan forma a unos personajes cercanos, cómplices con el espectador y que son hábiles creadores de sonrisas por la verosimilitud de sus interpretaciones (aderezados con alguna un tanto caricaturizada pero que regala los momentos más hilarantes y divertidos). La historia se nos narra de una forma fluida gracias al guión de Paul Laverty, que si bien puede resultar predecible o poco arriesgado, si es efectivo en cuanto al entretenimiento se refiere.

Si bien el tono del film es ligero y amable, la firma de Ken Loach deja el poso de una subyacente crítica, un sonriente toque de atención sobre la actual situación socio económica y el impacto sobre las vidas, usos y costumbres de la juventud.

Una comedia sobre la voluntad y posibilidad de redención, el crecimiento personal, la solidaridad en la amistad y el agradecimiento a las manos que el destino pone en el camino. No es la mejor obra de la filmografía de su director, pero sí que es un producto de calidad, de fácil y agradable consumo que entretiene  y divierte sin ser otra “comedia tonta” sino cargada de valores. Interesante.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada