viernes, 26 de octubre de 2012

7 Cajas (Juan Carlos Maneglia y Tana Schémbori)



Valoración: 7/10

Juan Carlos Maneglia y Tana Schémbori firman la dirección de esta película (de la que el primero también es guionista) que ha supuesto todo un éxito dentro de la industria cinematográfica de Paraguay de donde es originaria. El film, que se alzó con el premio “cine en construcción” del Festival Internacional de Cine de San Sebastián en 2011 le abrió las puertas a regresar con la película ya terminada en 2012 para cosechar en la 60 Edición del mismo Festival el aplauso de crítica y público, conseguir el “Premio de la Juventud” y participar en la sección “Nuevos directores”, donde no se alzó finalmente con el galardón pese a que muchos la tenían como favorita en sus quinielas.

“7 Cajas” nos ubica en el pequeño gran mundo del mercado, donde los carretilleros pugnan por conseguir clientes y obtener así algo de dinero. De entre todos ellos la película se centra en la figura de un joven, casi un niño, que por los juegos del destino consigue que le encarguen un transporte por una suculenta paga. Deberá trasportar y cuidar de siete misteriosas cajas hasta su destino y recogida, y sólo entonces recibirá todo el dinero prometido con el que hacerse con el móvil de sus sueños.  Pero grandes riesgos y aventuras le esperan en la marabunta del mercado, el peligro se esconde tras cada giro y el trabajo no será tan fácil como parecía.

Una historia sencilla para una película pequeña, pero que sabe hacerse grande con cada giro de guión y nueva situación presentada, con cada nueva persecución, cada nueva aventura… un ritmo trepidante que atrapa al espectador a través de unas secuencias de una adrenalina que nada tienen que envidiar a otras películas de acción con mucho mayor presupuesto o efectismos.
Pero nada de esto sería posible sin la interpretación tan cercana y realista de sus dos protagonistas, Celso Franco y Lali González, que saben crear unos personajes que conquistan tanto la risa del público, como su aliento contenido cuando se teme por su destino. 

Estas Siete Cajas nos recuerdan y demuestran que el buen cine no bebe sólo de las grandes producciones sino también del cuidado al detalle, la creatividad y la pasión de contar historias con pasión. Una grata pequeña gran sorpresa. Interesante.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada