lunes, 22 de octubre de 2012

Operación E (Miguel Courtois)



Valoración: 6/10


Miguel Courtois, quien ya tocara desde su filmografía como director, temas “peliagudos” de connotaciones políticas en películas como “Gal” o “El Lobo”, vuelve a pisar terreno arriesgado con “Operación E”, basándose en hechos reales acontecidos en Colombia.

El film nos narrará la historia de un hombre que habita con su mujer y sus hijos en lo más profundo de la selva, bajo los dominios de las FARC. Su existencia es armónica y apacible, hasta que un día, aquellos que tienen el poder militar de su hábitat ponen bajo su cuidado un bebé. El pequeño ha nacido durante el cautiverio de su madre, Clara Rojas, en manos de las FARC, y se encuentra gravemente enfermo…  Lo que no sabe esta familia que lo adopta forzosamente en su seno es que se trata del bebé más buscado del país, ni cómo mantener viva su frágil existencia. El conflicto está servido.

Pese a la situación y hechos en los que se basa, de sobra conocidos, el epicentro de la película será la “aventura” a la que se verá empujado el matrimonio interpretado por Luis Tosar y Martina Gracia, y toda su familia. Enfrentarse a los militares, al sistema de sanidad, a las mafias… una epopeya en un mundo muy real, y muy cruel que pone en el centro de la diana y testa las fuerzas y los lazos de una familia, y en especial, de un hombre, que sólo buscaba una pacífica y aislada existencia, lejos de ideologías políticas, militares…

El hecho real ya en sí trepidante se adereza con un guión que llena de aventuras y sinsabores la narración, dotado de un buen ritmo que la hace amena para el espectador sin perderse en valoraciones sobre lo que nos cuenta. Luis Tosar, protagonista absoluto de la cinta, está (como siempre) estupendo en el papel de este descastado luchador y realiza una interpretación que aproxima mucho al personaje creando una fácil empatía con la audiencia que le acompaña en la historia y contiene la respiración a cada obstáculo.

Rodada con corrección técnica y buen gusto, “Operación E” resulta una película que, sin ser una joya, entretiene y se hace bien amena recordándonos que las mayores aventuras y emociones no hace falta buscarlas en la imaginación, sino que están en el mundo en el que vivimos donde, en lo más sencillo y oculto, subyacen los héroes cotidianos a la par que extraordinarios. Interesante.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada