lunes, 9 de noviembre de 2015

Iona - Scott Graham

Título original: Iona
Año:2015
Duración:85 min.
País: Reino Unido

Director: Scott Graham
Guión: Scott Graham
Fotografía: Yoliswa von Dallwitz

Reparto: Tom Brooke, Michelle Duncan, Ben Gallagher, Sorcha Groundsell, Douglas Henshall, Ruth Negga, Jim Sturgeon, Matthew Zajac

Productora: Bard Entertainments

Iona y su hijo abandonan Glasgow tras una situación trágica y violenta, escapan del amargo recuerdo, del pasado y de la justicia.
Buscarán refugio en la isla de la que ella es originaria y que un día abandonó en misteriosas circunstancias. El choque con las creencias de la aislada y religiosa comunidad, el juicio al que Iona es sometida por aquellos con los que compartió su infancia y adolescencia serán duros, y tanto esa madre cargada de secretos, como su hijo, pleno de culpa, habrán de emprender una nueva batalla por la adaptación y la supervivencia en pos de un futuro mejor, escondidos en el ayer para lograr un mañana.

Scott Graham, tras el éxito obtenido con su anterior largometraje, "Shell",  (que al igual que "Iona" fue seleccionado para participar en la sección Nuevos Directores del Festival Internacional de Cine de San Sebastián), retoma ciertas fórmulas de aquella para dar cuerpo a una historia aún más compleja y desgarradora.

La selección de los parajes donde se desarrolla la historia es uno de esos factores comunes en su obra, las tierras escocesas se erigen tan hermosas como amenazadoras en su arrebatadora y despiadada belleza donde los elementos empequeñecen y oprimen a aquellos humanos que los habitan. Las relaciones que allí se desarrollan vuelven a estar viciadas, plagadas de vergonzosos secretos a voces y lazos innombrables creando una atmósfera de interesante tensión entre todos y cada uno de los personajes.

Scott Graham vuelve a triunfar en su magistral uso del silencio, pues de nuevo nos encontramos ante una película que cuenta tanto como oculta, un relato que con un muy personal sello y carisma flirtea con la tragedia shakesperiana más pura y fuerza al espectador a elucubrar sobre todo aquello que ni los mismos personaje se atreven a contar.

Estos rasgos, que particularmente consiguieron que me atrajera y sedujera esta muy cuidada producción, pueden igualmente repeler a un sector de la audiencia que no guste tanto de un cine tan hermético y con tan escasas concesiones que puede dejar la sensación de propasarse dejando cabos sueltos. En lo que a mi respecta, consiguió con sus formas, narrativa y estupendas interpretaciones del reparto, mantener el interés, y lo que más aprecio, lo logró más allá de la sala, pues me ha resultado una película tan gratificante de ver como de después comentar, desmontar y reconstruir entre amigos cinéfilos.

Enoch
Valoración:8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada