martes, 10 de noviembre de 2015

Granny's Dancing On The Table - Hanna Sköld

Título original: Granny's Dancing on the Table
Año: 2015
Duración: 84 min.
País: Suecia

Director: Hanna Sköld
Guión: Hanna Sköld
Música: Giorgio Giampà
Fotografía: Ita Zbroniec-Zajt

Reparto: Blanca Engström, Lennart Jähkel, Karin Bertling

Productora: DoDream

Una adolescente y su padre viven aislados en una casa perdida en lo más profundo del bosque, ajenos a la modernidad y a toda influencia social. Pero, ¿cómo han llegado a esa tóxica y asfixiante realidad, a ese modus vivendi extremo?
A través de un relato plasmado a través de la técnica de animación stop-motion descubriremos la respuesta a la incógnita, pues nos será relatada la peculiar historia de dos hermanas, a quienes el destino zarandeará haciendo de una la matriarca de esta peculiar familia y, de la otra, una descastada que se verá obligada a abandonar la supuesta paz del hogar aislado. 
Pero la realidad de un presente muy alejado de la dulce fábula se impondrá. El sumiso abandono frente al poder de un padre dominante y abusivo de la joven se pondrá a prueba con su llegada a la madurez y el descubrimiento del legado familiar. La violencia se respirará en el ambiente y el desenlace de la turbia historia se siente incierto...

Hanna Sköld escribe y dirige esta dura y original propuesta narrada desde un punto de vista muy personal, pues en la propia experiencia de su creadora se inspira la obra, habiendo crecido ella misma en el aislamiento y sido víctima de la violencia y abuso que en pantalla ahora ella nos muestra y denuncia.

Muy a destacar me resulta la curiosa mezcla de una animación amable, simpática y plagada de un tono digno de un cuento de hadas, una dulzura que se respira durante buena parte del relato sin que nos demos cuenta del poso amargo que va creando en el ánimo, con la dureza de la realidad a la que nos conduce. El viaje de  lo metafórico y edulcorado a lo crudo de la imagen real y directa, sin concesiones, resulta intenso, difícil e incómodo, pero más que efectivo para hacer llegar su mensaje al espectador.

Impecable e imprescindible para el buen funcionamiento de la película es la gran interpretación de su protagonista, una joven Blanca Engström que borda el papel de adolescente atormentada, curiosa, solitaria, sometida... una joven que desde el silencio observa, medita y, finalmente, actúa. Sobresaliente.

Una película no apta para todos los públicos por sus formas y su dureza, pero necesaria en su  mensaje y notable en su creatividad. Una experiencia intensa de buen cine.

Enoch
Valoración:8/10
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada