miércoles, 23 de julio de 2014

Vampire Academy (Mark S. Waters)

Valoración:4/10

Dos razas conviven y se forman en la academia St. Vladimir, la élite de los vampiros, y los guerreros encargados de protegerla. Lissa es la princesa heredera del trono vampírico, y Rose aquella encargada de velar por su vida, pero al mismo tiempo son dos jóvenes con las inquietudes propias de cualquier adolescente. Por ello y en su rebeldía tratan de escapar de la institución y sus rígidas normas, pero no tardarán en ser capturadas y devueltas a la rutina entre sus muros. Allí vivirán diversas aventuras, descubrirán el amor, el poder, y se verán amenazadas por oscuras fuerzas contra las que habrán de sacar lo mejor de sí mismas para sobrevivir.

“Vampire Academy” es la adaptación cinematográfica de la primera entrega de una saga literaria del mismo título, best seller a nivel mundial, firmada por Richelle Mead. El encargado de llevar sus personajes e historias a la gran pantalla ha sido el director Mark S. Waters (Las Crónicas de Spiderwick, Los Fantasmas de mis Exnovias…etc) obteniendo unos resultados mucho más pobres, tanto en cuanto a la opinión el público, como de la crítica,  que su versión escrita.

El principal problema de la película creo que estriba en el tono de la misma. La obra literaria se centra en la aventura y tiene eventuales toques de humor, pero su “traducción” al cine, pone las situaciones irrisorias donde las páginas de Richelle Mead eran serias, y trata con seriedad otras que en las páginas de la novela no eran más que guiño simpático. Por ello pienso que el guión, adaptado por  Daniel Waters, patina y no capta el sencillo espíritu de los libros tornando la película en una comedieta adolescente más con toques que demasiado traen a la memoria a “Crepúsculo”.
Otro factor no muy acertado es el casting del film, poco pueden hacer los actores con el material que tienen entre manos, pero sus actuaciones no ayudan a levantar el conjunto, ni siquiera sus dos actrices principales, Zoey Deuch (Rose) y Lucy Fry (Lissa), que no han sabido extraer la esencia de los personajes del papel.

Más allá de la historia, su guión, y el cómo está interpretado, los factores técnicos del film “Vampire Academy” son aceptables, pues adereza su vacío con una agradable banda sonora, unos efectos visuales aceptables y una dirección artística correcta. No obstante, no es suficiente para sacar a flote la película.
En conclusión, un film “tonto” para pasar el rato sin encender neurona alguna que no ha sabido aprovechar el material del que nace. Entretiene pero es automáticamente olvidable. Fallida.

Enoch
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada