miércoles, 16 de julio de 2014

100 Bloody Acres (Cameron y Colin Cairnes)

Valoración: 6/10

Una pareja de novios, acompañada de un buen amigo (de él, amante de ella), cruza en furgoneta una inhóspita zona rural australiana, camino de un festival. Pero el destino querrá que se crucen en su camino dos habitantes de la zona, unos hermanos propietarios de un negocio de fertilizantes que acaban de descubrir que nada mejor que la carne humana para enriquecer la tierra y las cosechas. El slasher parece servido, pero todo se complicará cuando uno de los hermanos se encapriche de la joven. La sangre y los celos correrán por doquier…  

Esta propuesta de las antípodas, dirigida por Colin y Cameron Cairnes, también responsables del hilarante guión, busca fórmulas sencillas y universales para satisfacer a un público ávido de sangre y carcajadas. No escatiman clichés y escenas ya vistas en mil slashers rurales, pero es Australia, no América, y se nota la diferencia en su divertida y fresca mala leche, en un peculiar humor que le hace ganar puntos y disfrute,  y en su ausencia de pudor de reírse, en primera instancia, de sí misma.

Dibuja una limitada galería de personajes, donde acierta no siendo estos maniqueos, pues todos son héroes y villanos luchando por la supervivencia, por el amor, por la venganza…además, la creación de los actores destila diversión que fácilmente se contagia a la audiencia. Los efectos visuales y el maquillaje son correctos y efectivos, aunque ya metidos en el delirio de comedia sangrienta se hubiera agradecido un poco más de casquería para rematar la sangrienta diversión.

Un film sencillo, pequeño, hecho para divertir a un espectro de público muy concreto, aquel amante del gore y el humor negro. Una película para disfrutar entre amigos comentando las cómicas ocurrencias de estos directores sin esperar nada más allá del puro entretenimiento y diversión. Para pasar el rato.

Enoch
Trailer: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada