miércoles, 9 de julio de 2014

Ahora y Siempre (Now is Good / Ol Parker)

Valoración: 8/10

Tessa es una adolescente víctima de una avanzada e irreversible leucemia. Sus días están contados, ella lo sabe y es consciente de lo valioso del tiempo que le queda. Por ello elaborará una lista de todo aquello que desea hacer y probar antes de que se apague su vida. Drogas, sexo, algún que otro delito... poblarán su lista, pero a medida que su existencia se apaga, otra gran experiencia entrará en su vida, el amor.

Ol Parker (Rosas Rojas) dirige este drama romántico británico tomando como punto de partida la novela de éxito de Jenny Downham. Su adaptación de la misma podía haberse regodeado de lo morboso o moralmente cuestionable de la lista que Tessa realiza, pero, sin escatimar información pero no desvirtuando lo realmente importante de la historia con ella, se centrará en el factor humano, en los sentimientos, valores, emociones y pensamientos de esa joven que ve escaparse la vida entre sus dedos, que vive consciente de la ausencia de un mañana, de un futuro.

Muchos son los elementos que dotan a esta producción de una calidad muy por encima de la media a la que el "cine adolescente" nos tiene acostumbrados, haciéndola no sólo accesible, sino disfrutable y emocionante para cualquier tipo de público. Entre ellos, y sumado a un cuidado e inteligente guión, destacaremos una brillante labor de todos los actores del film, que saben dar verdad a todo lo narrado, imprescindible para el buen funcionamiento de la historia. Por supuesto, entre todos ellos, clave y piedra angular del film, encontramos a una Dakota Fanning absolutamente brillante encarnando a Tessa en la que, a mi entender, es su mejor interpretación hasta el momento. Dakota despliega tal matiz de emociones, tal abanico de miradas y gestos que conquistarán al espectador y romperán su corazón. Crea uno de esos personajes, uno de esos papeles que emocionan y perduran en la cinéfila memoria, impresionante.

La cálida fotografía, la efectiva labor de caracterización, y una fantástica ambientación musical, terminan de generar una atmósfera que agarra el ánimo de la audiencia en un puño para solo soltarlo transformado en emoción desbordada.
Una película pequeña, altamente dramática que mira de frente a la enfermedad y en la muerte es una oda a la vida, que no busca la lágrima fácil, sino la verdadera y sentida. Un producto que seguro no obtendrá grandes reconocimientos y será arrinconado en los anales del cine por otros de mayor envergadura, pero que esconde en sus fotogramas más emoción y buen hacer que otras mayores producciones. Pequeña gran película que narra una pequeña gran historia universal escondiendo una joya de interpretación. Recomendable para todos aquellos que gusten de verse contagiados de intensas emociones como sólo el buen cine dramático puede convocar.

Enoch
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada