jueves, 27 de febrero de 2014

Cutie and the Boxer (Zachary Heinzerling)

Valoración:6/10

Esta sincera historia de amor neoyorquina explora los caóticos 40 años de matrimonio del famoso pintor Ushio Shinohara y su esposa, Noriko. Ansiosa por dejar de lado su papel de asistente de su autoritario marido, Noriko busca una identidad propia.


“Cutie and The Boxer” reflexiona, utilizando el enriquecedor pretexto de esta atípica y artística pareja, sobre no sólo el amor, sino la convivencia y el envejecimiento en compañía, sobre compartir un viaje lleno de amarguras moteado de instantes de felicidad, la vida.  

Ella es detallista, perfeccionista, comedida y cabal, tanto en la vida como su arte, sus dibujos biográficos que reflejan su analítica y consciente de la realidad personalidad. Él es bohemio, rebelde, excesivo, como lo ha sido a lo largo de su existencia plena de locuras, alcohol y desenfreno, como es su arte, desmedido, violento, cargado de potentes colores y estridencias. Artistas opuestos, personalidades y maneras de ver y vivir la vida, extremadamente diferentes. ¿Se odian? A ratos ¿Se aman? Para siempre.

El documental sumerge, cual voyeur, al espectador en el día a día de esta pareja de avanzada edad. Se construye concatenando escenas de su cotidianeidad, salpicándolas de recuerdos del ayer magistralmente incluidos relatados a través de los dibujos de la mujer, detalles de su relación, entre ellos y con el mundo que les rodea, todo ello sin separar a las personas del arte que construyen, como una extensión de sí mismos y una forma más de expresar lo que les une y les separa.

De ritmo pausado y un tanto plano pese a su escaso metraje, y con una narrativa no apta para todos los paladares, pero placentera en su sencillez argumental y su riqueza plástica, “Cutie and the Boxer” es un documental de agradable y amable visionado, con un mensaje de realista esperanza, "El Amor es un rugido".

-Enoch- 

Trailer: http://youtu.be/YXS6Aby5AUg

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada