jueves, 8 de diciembre de 2016

Playground - Plac Zabaw - Bartosz M. Kowalski

Título original: Plac zabaw

Año: 2016
Duración: 82 min.
País: Polonia

Director: Bartosz M. Kowalski
Guión: Bartosz M. Kowalski, Stanislaw Warwas
Música: Kristian Eidnes Andersen
Fotografía: Mateusz Skalski

Reparto: Michalina Swistun, Nicolas Przygoda, Przemek Balinski

Productora: FILM IT

Tres niños, absolutamente dispares en sus clases sociales y entornos familiares, comparten colegio. Descubriremos las relaciones entre ellos, en sus casas, y con sus compañeros. Pero más allá de todo ello, "Playground" nos desvelará su vacío interior, la ausencia de moral y valores de una infancia para la que el mal es un concepto inexistente y por el mero entretenimiento son capaces... de cualquier cosa.

Desde Polonia, el director Bartosz M. Kowalski se arriesga a mirar fijamente donde todo el mundo mira para otro lado, con una película hiper realista y sin concesiones de cuyo guión también es responsable junto a Stanislaw Warwas, retratando el horror puro.

Su más que impactante trabajo le abrió las puertas a la Sección Oficial competitiva del 64 Festival Internacional de San Sebastián, donde su película resultó ser el producto más controvertido, comentado y debatido del certamen. En sus proyecciones levantó ampollas entre el público, que horrorizado ante lo mostrado en pantalla, abandonaba masivamente las salas. ¿Síntoma de un fiasco de película o de un triunfo absoluto de remover conciencias y forzar al espectador a asomarse a la realidad? Lo analizamos.

"Playground" toma como base distintos hechos reales acontecidos en los últimos años en distintos puntos de Europa y los introduce en su narrativa, como la vivencia normal de unos niños magníficamente interpretados por los jóvenes actores del film. Los acontecimientos se visten de crueldad absoluta, violencia extrema y explícita, no se maquillan, no hay sutileza, sino la crudeza de la realidad llevada a la pantalla sin tapujos.

La película es más que sabia en su sencilla pero altamente efectiva puesta en escena. Encuentro inteligentísima a su cámara, con la perspectiva correcta en el momento exacto. En ocasiones, haciendo del espectador voyeur de la situación, en otras, sosteniéndolo forzado a observar desde primera línea lo que nadie quiere ver pero  por ello no deja de existir.

Tan potente es en el retrato de la maldad infantil, como retadora en su discurso sobre la pasividad adulta, en la nula acción o intervención de una sociedad ante lo que acontece, factor que tampoco oculta sino subraya.

"Playground" denuncia una realidad tangible a través de unos hechos verídicos, intenta remover conciencias y forzar al debate sobre una situación que, pese a lo desagradable, existe. En este aspecto su realización es sobresaliente, logrando una de las sensaciones de más absoluto horror que no suelta el ánimo de la audiencia ni aún habiendo abandonado la sala de cine. Es dura, es brutal y bestial, pero su mensaje trasciende, y eso es un mérito indiscutible.

Además de este aspecto, otro debate se suscita, y es el que atañe a los límites de hasta qué punto es lícito en el cine el uso de la violencia y la necesidad de llevar esta al límite para una mayor catarsis. En este aspecto, las opiniones son dispares, y todas lícitas, pero en lo que atañe a "Playground" pienso que efectivamente está llevado al límite, pero no de forma gratuita y lúdica, sino al servicio de una voluntad de denuncia, logrando lo que otras muchas producciones no han hecho, trascender.

En conclusión, una película que mira al  lado más oscuro, sádico y terrorífico de la infancia y del ser humano en general, un producto no apto para paladares sensibles, pero valiente en su forma y contenido, para ver y no olvidar.

Valoración:7/10
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario