lunes, 28 de abril de 2014

The Machine (Caradog W. James)



Valoración:5/10

China e Inglaterra se encuentran en pleno conflicto bélico. El ministerio de defensa anglosajón invierte en la investigación como principal arma para alzarse con la victoria, pugnando por conseguir a través de cibernéticos implantes un súper soldado de máximo rendimiento y máxima obediencia ciega. Para ello un prestigioso científico, golpeado por la tragedia,  dedicará todos sus esfuerzos, pero una serie de imprevistos en el proyecto hará que este tome un giro de 360 grados y se oriente hacia el nacimiento de la primera inteligencia artificial capaz de aprender e incluso sentir, con todas las controversias y conflictos que este avance puede producir…

El film se ha transformado, tras su paso por diversos festivales, en un producto alabado por la crítica, del que se ensalza lo bien tratado de la temática incluso a nivel visual tratándose como se trata de un film independiente. Bajo mi punto de vista, y teniendo en cuenta que el argumento siempre es digno de interés por lo controvertido del mismo y el interesante debate que puede suscitar, tampoco lo veo el colmo de la originalidad cuando muchas películas, incluso series de televisión, de mayor o menor presupuesto, han estudiado el peligro y milagro de las inteligencias artificiales igualando e incluso superando a la raza humana. Sí que coincido en la sorpresa en el tratamiento visual de estos elementos de ficción, sin grandes derroches de efectos visuales, “The Machine” convence de su vertiente fantástica y tecnológica.

Los actores están correctos en sus papeles y resulta especialmente interesante el ambiguo investigador protagonista, interpretado por Toby Stephens (Black Sails), la factura técnica es limitada y discreta pero efectiva, mas la cinta tiene sus “peros”. Entre ellos está el guión, que resulta irregular y condensa demasiada información en la recta final y última media hora de la película (muchísimo más interesante e intensa que todo el resto),y sobre todo la banda sonora (digna de una película de serie B de los ochenta) que duele al oído y destroza la carga dramática o tensa de más de una escena.

Se deja ver y es un producto entretenido, aunque mejorable, que subraya que los pequeños estudios, con una buena idea e intérpretes y optimizando los medios pueden atreverse a realizar buenos proyectos de ciencia ficción. Pasable.

-Enoch-
Trailer: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada