miércoles, 7 de septiembre de 2011

Después del Trauma Nunca llega la Calma



Sonaron mis alegres cascabeles.
Siempre fui el bufón de la corte.


Suenan campanas de réquiem
Ahora soy el arlequín pintado
de negro y blanco.
Nadie ríe al verme, todos temen
el lado bueno y el malo.


Soy la sombra del pasado
Soy el reflejo de tus pecados.

- N.o.e. - 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada