sábado, 13 de junio de 2015

Goodnight Mommy (Ich seh, Ich seh - Veronika Franz & Severin Fiala)

Título original: Ich seh, Ich seh (Goodnight Mommy)
Año: 2014
Duración: 99 min.
País: Austria

Director: Severin Fiala, Veronika Franz
Guión: Severin Fiala, Veronika Franz
Fotografía: Martin Gschlacht

Reparto: Susanne Wuest, Elias Schwarz, Lukas Schwarz


Una madre y sus dos hijos gemelos habitan en una apartado caserón alejado del mundanal ruido. Allí los niños son felices jugando en la naturaleza y todo parece marchar bien, hasta que su querida madre regresa al hogar tras una operación de cirugía estética facial. El ambiente entre ellos comienza a tornarse más y más turbio, y la duda que tienen los niños sobre si aquella de extrañas actitudes que se esconde tras las vendas es realmente su progenitora o una extraña que ha invadido su intimidad se acrecenta peligrosamente....

Desde Austria llega este perverso y artístico thriller de marcado pulso y perturbador discurso. Ríos de tinta se han escrito sobre cómo "Goodnight Mommy" trae claras reminiscencias a "Funny Games" y en general, al cine de Haneke, y si bien la referencia es clara y razón hay en esa afirmación, pienso que los directores y guionistas de la cinta que nos ocupa, Severin Fiala y Veronika Franz, han sabido imprimirle sello y personalidad propia y triunfado en el intento.

Esta pareja de creadores ha sabido crear para esta truculenta fábula una atmósfera turbia desde el inicio mismo de un film que no se sustenta sobre las sorpresas, sino sobre la clara oscuridad de sus personajes y cómo esta se va desarrollando desde el primer al último fotograma. La virtud del film se fundamenta no en lo que nos cuenta, sino, sobre todo, en cómo lo hace, y es brillante. Desde la primera imagen, "Goodnight Mommy" destila una elegancia formal espectacular, pues la encuentro cargada de planos y escenas perfectamente elegidos y realizados, emponzoñados de una perversa belleza, que fascina, hipnotiza, atrae y repele a partes iguales. Es a su vez destacable el sumo detalle con el que está tratado el plano visual, no sólo en su estupenda fotografía, sino en el cuidado en cada encuadre, en cada selección de escenario, en cada objeto que adereza  la puesta en escena, nada es casual, y eso denota un trabajo de inusual calidad.

Nada en esta fórmula funcionaría sin un buen trabajo del trío protagonista, y todos ellos realizan una interpretación sobresaliente, sobre todo los jóvenes gemelos que tanto en sus gestos como palabras y, sobre todo,silencios regados de muda complicidad, consiguen ese halo de latente tragedia y perturbadora perversidad. Bordan una creación tan aterradora que bien parecen los actualizados alter egos masculinos de las inmortales gemelas del resplandor, brillantes.

Una historia sobre la pérdida, sobre el miedo, un descenso a los infiernos del dolor. Elegante, intensa y potente, "Goodnight Mommy" deja ese "mal cuerpo" con la catarsis conseguida como sólo el buen cine puede lograr. Notable y recomendable.

Enoch
Valoración:7/10
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada