martes, 30 de junio de 2015

Dos Disparos (Martín Rejtman)

Título original: Dos disparos
Año: 2014
Duración: 105 min.
País: Argentina
Director: Martín Rejtman
Guión: Martín Rejtman
Música: Diego Vainer
Fotografía: Lucio Bonelli
Reparto
Susana: Pampín, Rafael Federman, Benjamín Coelho, Manuela Martelli, Walter Jakob, Camila Fabbri, María Inés Sancerni, Fabián Arenillas, Claudia Cantero, Daniela Pal, Laura Paredes, Mariel Fernández

"Dos Disparos" es una historia propiciada por un desafortunado incidente, por cómo un adolescente, tras hallar en su casa una pistola, decide sin razón aparente apretar por dos veces el gatillo, contra su sien y su estómago. Una de las balas apenas provocará una brecha, la otra se quedará en su interior. En esta historia viajaremos con su protagonista y su tragicomedia, pero igualmente con todos aquellos que le rodean en su existencia tras este fatídico evento. Conoceremos sus inquietudes, sus miedos, y veremos cómo se ven afectados, o no, por lo acontecido.

Esta producción argentina, de peculiares formas narrativas, ha pasado por éxito por festivales de prestigio como San Sebastián, Locarno o el Atlántida Film Fest provocando dispares reacciones en el público en función de su conexión (o no) con el modo de dar forma a una extraña historia y los recursos cinematográficos utilizados.

"Dos Disparos" parece quedar silenciada tras el estruendo inicial de la pistola. A partir de ahí los diálogos se difuminan, y el desarrollo de la historia y sus personajes se fundamenta mucho más en lo que hacen que en lo que dicen, factor que queda en un muy segundo plano tras los sonidos ambientales y lo parco en palabras de su guión. Las historias paralelas se concatenan, no siempre con coherencia o vínculo argumental, en ocasiones sin apenas lógica, como piezas de un gran puzzle que no encajan entre sí pero que parecen ir en algún lugar en torno al núcleo central. Entre el caos subyace la comedia, pero es tan sutil y velada que al ánimo del espectador medio le costará hallarla ocupado como se encontrará buscando sentido al conjunto.  Su falta de linealidad y concesiones deja un caleoidoscopio de momentos que o bien enganchan desde el principio, o sumen a la audiencia en el tedio absoluto. Es de ese tipo de films que se adoran o se aborrecen, en mi caso, pese a que reconozco su buen hacer cinematográfico en muchos recursos, no conseguí apreciar sus encantos. Prescindible.

Enoch
Valoración:4/10
Trailer:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada