martes, 10 de junio de 2014

Goodbye World (Denis Henry Hennelly)

Valoración:5/10

Un día cualquiera, un simple mensaje comienza a llegar a todos los dispositivos móviles, dos palabras, “Goodbye World”. A partir de ese punto, todas las redes comienzan a colapsar, la tecnología a fallecer, regresando la sociedad a gran velocidad a épocas oscuras, desatándose el caos y un apocalipsis del hombre contra el hombre. Mientras tanto, una joven pareja vive en una casa perdida en la montaña con su hija, en comunión con la naturaleza, y, por su modus vivendi, no se ven afectados por el mal global. Casualmente una reunión de viejos amigos está planificada en su hogar cuando el caos se desata, con lo que el grupo allí quedará aislado y forzado a convivir en una situación límite, lo que sacará lo mejor y lo peor de ellos. El apocalipsis avanza, y no habrá lugar donde esconderse.

Denis Henry Hennelly dirige esta película centrada en el humano comportamiento en situaciones límite haciendo del grupo de actores recluidos en la casa, su núcleo argumental.

Las interpretaciones del elenco son más que correctas, y los antagónicos retratos de los personajes se desarrollan fluidamente creando empatía o rechazo al espectador. Igualmente de interés resulta la interacción con los humanos más próximos a su lugar de reclusión y los problemas que suscita la gestión de los recursos o el debate sobre la colaboración. En su contra, sin embargo, juega un difuso retrato del apocalipsis, lo que sucede en el mundo.

Está claro que el director deseaba centrar la historia en los personajes, pero sin un claro dibujo de la mundial coyuntura, de aquello que los conduce a la situación extrema, resulta menos creíble la historia y lo que en ella acontece, al igual que le resta intensidad. Por ello este “Goodbye World” está más cerca de un melodrama sobre las humanas relaciones, reflejadas aquí en un grupo de “amigos de toda la vida” que hace tiempo no se ve (pero es una fórmula que muchas veces hemos visto en el cine ya) que de un thriller post apocalíptico.

Pese a ello, la película tiene su interés, aunque el entretenimiento se lastra por un ritmo menos vivo de lo esperado (o quizás por esperar que pasen cosas que nunca llegan a suceder), y es disfrutable para una tarde de sofá sabiendo que no mucho debe esperarse de ella. Pasable.

Enoch

Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada