martes, 24 de junio de 2014

El Cocinero, el ladrón, su mujer y su amante (Peter Greenaway)



Título original: The Cook, the Thief, His Wife and Her Lover
Año: 1989
Duración: 123 min.
País: Reino Unido
Director: Peter Greenaway
Guión: Peter Greenaway
Música: Michael Nyman
Fotografía: Sacha Vierny
Reparto: Richard Bohringer, Michael Gambon, Helen Mirren, Alan Howard, Tim Roth, Ciaran Hinds, Gary Olsen, Ron Cook, Ian Dury, Ewan Stewart, Diane Langton, Liz Smith


Valoración:7/10

Peter Greenaway (El contrato del dibujante, Prospero’s Book…) dirige esta obra de culto que  allá por 1989 impactó la escena cinematográfica y creó controversia allá por donde pasó. 

Su argumento tiene una estructura sencilla que gira alrededor de un matrimonio mal avenido, formado por un mafioso de dudosas maneras, y su glamourosa pero insatisfecha mujer. Ambos aman un restaurante donde él adora pavonearse y ella disfruta por su gastronomía. Ese lugar será un punto de inflexión en su relación, ella caerá bajo el hechizo de un extraño que será pronto su amante… pero al igual que la pasión, la tragedia entre los fogones no tardará tampoco en cocinarse…

Varios son los factores a subrayar de esta producción.
Comenzaremos por los actores, destacando entre la labor de todos ellos la realizada por una siempre estupenda y arriesgada Helen Mirren y por el sorprende trabajo (premiado en su momento en Sitges) realizado por Michael Gambon (más conocido por muchos como Dumbledore), de unos matices lejos de lo que nos tiene acostumbrados y que consigue enervar al espectador aún más que a su desdichada mujer.
El elenco transcurre por diversos escenarios organizados como escenarios puramente teatrales por los que fluyen con total naturalidad, unos decorados cargados de simbolismos y detalles que enriquecen la importante parte visual del film. Estos se complementan a la perfección con un cuidadísimo a la par que impactante vestuario firmado por el mismísimo Jean Paul Gaultier, arriesgada propuesta que realza, ridiculiza, destaca o ningunea a los comensales del frenético y loco restaurante. Finalmente, pero no por ello menos importante, al contrario, está el muy virtuoso uso del color, que enlaza vestuario con habitáculo, personajes con emociones, situaciones con sentimientos, la fantástica fotografía y el uso, abuso, y locura cromática, da un tono inolvidable a toda la producción y la hace única, provocadora e innovadora. 

Mas elementos varios juegan en su contra, como es el dilatado metraje para narrar una historia sencilla, la inclusión de una no muy útil pero sí enervante voz chillona infantil en su banda sonora que irrita al espectador a cada escena y lo peor de todo, que “El Cocinero, el ladrón, su mujer y su amante” no ha envejecido tan bien como cabía esperar. Las grandes bazas en su estreno como fueron la innovación y la provocación, quedan diluidas por el paso del tiempo para una audiencia acostumbrada a escenas más agresivas y locuras visuales más barrocas. 

No obstante, y pese a sus “peros”, no hemos de olvidar cuándo vio la luz esta producción, y, aplicando ese filtro en la retina al revisitarla, brillarán sus méritos que a tantas películas posteriores han influenciado. Una experiencia cinematográfica interesante a degustar con todos los sentidos… la reacción nunca será indiferencia, y eso es un mérito en sí mismo!

Enoch
-Trailer- 


Otras críticias de #ElClubDelCinéfilo 
Cinéfilo Obseso:
http://cinefiloobseso.info/elclubdelcinefilo-critica-de-the-cook-the-thief-his-wife-and-her-lover/
Cine de Patio:
http://cinedepatio.blogspot.com.es/2014/06/el-cocinero-el-ladron-su-mujer-y-su.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada