martes, 6 de marzo de 2012

Rampart


Valoración: 4/10

Oren Moverman, tras ya trabajar con Woody Harrelson en su bien considerada “The Messenger”, retoma esta colaboración en la discutida película “Rampart”, que compitió en la sección oficial a concurso del 59 Festival Internacional de Cine de San Sebastián pasando totalmente desapercibida y con más pena que gloria.

“Rampart” es el nombre de una división policial de Los Ángeles, y la película toma los hechos reales en ella acontecidos como referencia para narrarnos una historia firmada por el propio director y el afamado James Ellroy (que ya escribiera L.A. Confidential –con batante más acierto, todo sea dicho-). Falsificación de pruebas, violencia injustificada con los detenidos, incautación de droga y robo de la misma… todos los tipos de corrupción se dan la mano en el agujero negro de Rampart.

Llena de caras conocidas, como Robin Wright Penn, Anne Heche, Ice Cube, Steve Buscemi, Ben Foster, Sigourney Weaver...  la labor de este coral reparto se pierde en el océano de confusión que es esta película lastrada por un guión y un montaje que generan un barullo de situaciones gratuitas e incomprensibles que confunden al espectador, le implican de una manera nula con la historia y sus personajes generando nula empatía y absoluto desinterés. Quizás sea el trabajo de  Woody Harrelson  el único a salvar de la quema (de hecho  fue nominado como mejor actor por este trabajo en los Independent Spirit  Awards) que no su personaje, que de puro sórdido y retorcido deja de ser creíble, como el resto del cuadro que pinta el director. 

Pese a todo se entrevé un director con fuerte personalidad propia y sin miedo a temáticas, denuncias o políticas correcciones, lo que es de agradecer, pero aún bastante verde en formas. Pudo ser y no fue. Prescindible.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada