lunes, 5 de marzo de 2012

Texas Killing Fields


Valoración: 5/10

Ami Canaan Mann, tras la estela de su famoso padre Michael Mann, quien firmara obras como El Último Mohicano, Heat, El Dilema o Collateral y que ejerce de productor en la película de su hija, se lanza a los grandes mercados con un thriller que  fue seleccionado para concursar en el Festival de Venecia e inauguró inmediatamente después, en el marco del 59 Festival Internacional de cine de San Sebastián, el ciclo que fue dedicado al Cine Negro.

La película, a través del guión de Don Ferranore (ex agente de la DEA) nos ubica en los pantanos de Texas, una “tierra de nadie” donde están acaeciendo un alto número de asesinatos sin resolución, un lugar, una extensa llanura pantanosa de cuyas entrañas parecen brotar los cadáveres. Enfrentados a estos misterios tendremos a dos policías tratando de arrojar luz sobre el asunto, cada cual a su forma, pues son radicalmente opuestos…

La principal virtud de esta película reside en la atmósfera creada, la fotografía, las localizaciones y caracterizaciones, introduce al espectador en este mundo de peligro y muerte con cierta habilidad. Entre sus debilidades, la interpretación de la galería de actores que dan vida a los personajes de la película, pese a ser de renombre, regalan unas creaciones por debajo de lo esperado (a excepción de Jessica Chastain cuya labor fue reconocida por la asociación de críticos de Los Ángeles) , pero quizás lo peor sea el montaje de la cinta, que incluso a los intérpretes mismos perjudica con su ritmo desorientado y confuso, que retuerce aún más una historia (ya compleja por sí misma) y pierde al espectador…

Por todo ello, y aunque no es un mal thriller, y el trabajo de su directora apunta grandes maneras, es aún esta película un producto pequeño (que parece incluso más apto para la pequeña que para la gran pantalla) y discreto, que si bien entretiene y no molesta, tampoco destaca. Pasable.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada