jueves, 8 de marzo de 2012

Life Without Principle (Dyut meng gam -Duo ming jin)


Valoración: 6/10

Johnnie To, el que fuera director de “Election” o la más reciente “Vengeance”, filma su particular visión de la crisis económica en esta película de historias cruzadas que le dio el pasaporte a la sección a concurso del Festival de Venecia así como la incluyó entre las “perlas” proyectadas en el 59 Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

El film se basa sobre las siguientes tres historias y tres personajes principales:
1 – Cheung Jin Fong, un policía acosado por su pareja para adquirir una casa de lujo para ambos, y por su padre para que se haga cargo de una hermanastra a la que nunca ha visto.
2 – Teresa, una consultora de variada clientela que trabaja en una empresa que le fuerza a convencer a aquellos que se aproximen a su escritorio a invertir sus capitales en fondos de alto riesgo aun sabiendo que pueda traer funestas consecuencias para los inocentes inversores.
3 – Buzzard,  un delincuente relacionado con las tríadas, trata de ayudar a un amigo en serio peligro, para lo cual sólo el dinero tiene la solución…

Historias independientes y trepidantes que indudablemente tienen un hilo de unión que finalmente las teje y entreteje a ritmo de locura, y como no podía ser de otra forma, ese elemento, ese denominador común será el dinero, un botín de cinco millones de dólares testará su moral y sus límites.

Si bien, esta película se aleja de los últimos proyectos cinematográficos del director, donde las orgías de acción donde tormentas de tiroteos y explosiones se sucedían en barroca coreografía, no pierde ese ritmo frenético y agotador (a la par de entretenido) que le caracteriza. Rápidamente nos presentará las tres tramas y las incontables subtramas que de ellas penden, todo ello mediante un apabullante abanico de personajes y situaciones que no es difícil que pierdan totalmente al espectador y que se sienta confundido sobre el quién es quién en esta película o ciertos porqués… Su narrativa no es torpe y cada pieza encaja en su lugar, pero está contada a tal ritmo y con tal sobrecarga de información,  que la perdición está garantizada. No obstante, caer de un hilo y asirse al siguiente divierte más que frustra en esta producción.

Como en todas sus películas, la factura técnica es impecable y en esta ocasión, la actoral está más que correcta, sus intérpretes (Denise Ho, Ching Wan Lau, Richie Ren, Myolie Wu, Philip Keung, Hoi-Pang Lo, Felix Wong, Siu-Fai Cheung, J.J. Jia, Siu-Kei Lee, Stephanie Che, Singh Hartihan Bitto) dotan de gran vida a sus papeles y sobreviven sus actuaciones a la montaña rusa argumental…

En conclusión, una película, que si bien no es una joya y puede marear y confundir, divierte y entretiene a partes iguales. Interesante.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada