domingo, 23 de octubre de 2016

Que Dios Nos Perdone - Rodrigo Sorogoyen

Título original: Que Dios nos perdone

Año: 2016
Duración: 125 min.
País: España

Director: Rodrigo Sorogoyen
Guión: Isabel Peña, Rodrigo Sorogoyen
Música: Olivier Arson
Fotografía: Alejandro de Pablo

Reparto: Antonio de la Torre, Roberto Álamo, Mónica López, Luis Zahera, Rocío Muñoz-Cobo, José Luis García Pérez

Productora: Tornasol Films / Atresmedia Cine / Mistery Producciones AIE / Hernández y Fernández P.C.

El ambiente en la ciudad de Madrid no puede estar más caldeado. La visita del papa y las masas católicas que arrastra, la crisis incipiente y una ola de insoportable calor cargan la atmósfera y tensan las relaciones. En este entorno una serie de cruentos crímenes cometidos contra ancianas llama la atención policial, y no tardarán en descubrir que entre la marabunta se esconde un fiero y peculiar asesino en serie. Dos inspectores serán los responsables de resolver el caso con la mayor discreción posible, dos hombres de fuertes personalidades límite, dos bombas a punto de estallar. Una carrera contra el tiempo, la muerte, y la locura comienza.

Rodrigo Sorogoyen da la sorpresa con la calidad de una inesperada película de primera, un thriller oscuro y tenso que capta la atención desde su inicio y no suelta el ánimo hasta su último fotograma. Tal buen hacer le permitió participar en la sección competitiva del 64 Festival Internacional de Cine de San Sebastián donde logró alzarse con el premio al mejor guión para el propio director e Isabel Peña, así como fue elegida la mejor película a concurso por los Blogos de Oro.

Muy remarcable es, a mi entender, el trabajo de sus dos protagonistas. Antonio de la Torre y Roberto Álamo brillan en sus respectivas creaciones encarnando a dos policías lejos de dar un heróico perfil, sino con más sobras que luces, secretos y emociones turbias que en ocasiones compiten con el propio asesino en cuanto al malestar que saben llegar a generar en el espectador, estupendos ambos.

El otro factor que hace de "Que Dios Nos Perdone" una obra de primera es el tóxico a la par que cercano ambiente que sabe generar. La atmósfera de la película, sucia, asfixiante y sudorosa se mete bajo la piel de una audiencia emponzoñada por una creíble sordidez cargada de cuidadísimos y sutiles detalles.

En conclusión, estamos ante una obra de máximo interés y gran entretenimiento que reviste unas formas de primera, guarda unas interpretaciones de quitarse el sombrero y resulta un producto muy recomendable.

Valoración:7/10
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada