miércoles, 29 de febrero de 2012

Martha Marcy May Marlene


Valoración: 7/10

Sean Durkin es el responsable de la dirección y el guión una de las producciones más comentadas de la temporada, “Martha, Macy, May, Marlene”, una mirada fresca al thriller/drama psicológico que ha recibido numerosos reconocimientos como el premio al mejor director en el festival de Sundance, así como diversas nominaciones en el Festival de Cannes, los premios Gotham, Critics choice, Independent Spirit…etc que avalan no sólo su labor, sino la del reparto del film.

La película se centra en el personaje de Martha (Elisabeth Olsen), una joven desorientada que tras una  temporada inmersa en una secta, escapa de la misma y se refugia con su hermana Lucy y su marido (Hugh Dancy). El nuevo entorno tiene todo a su favor, pero la atormentada protagonista no consigue acostumbrarse a su nueva vida, a las usos y protocolos de la clase media-alta. Poco a poco la paranoia, las pesadillas, los recuerdos, van minando su ánimo y cordura… o acaso no todo lo que la perturba son imaginaciones o traumas del ayer?

Diversos son los aspectos destacables en esta película, pero si algo resulta brillante es la interpretación de todo el elenco de actores que puebla las escenas presentes, y los flashbacks de la protagonista durante su tiempo con la secta. Y, de entre todos ellos, el siempre inquietante John Hawkes como el cabecilla del grupo que abdujo a la Martha, y ella misma, Elisabeth Olsen, que borda una interpretación que ha lanzado al estrellato su carrera como actriz.  A su alrededor una galería de secundarios (Brady Corbet, Sarah Paulson, Christopher Abbott, Hugh Dancy) que terminan de redondear el conjunto y de dar veracidad con sus actuaciones a la perturbadora historia.

A medio camino entre el thriller y el drama, surcada de pinceladas de terror psicológico, esta película envuelve al espectador en un halo malsano, viciado y enfermizo, el mismo del que parecen estar formados los pensamientos de Martha, la protagonista… todo  resulta oscuro en esta película pese a lo vivo de su fotografía, nada y nadie es o puede ser lo que parece. Estamos, con todo ello ante un film con una historia y una forma de contarla, un guión, que no es en absoluto fácil, al que puede acusarse de tener demasiados vacíos, pero que, por otro lado, reta al espectador a erigirse juez de lo correcto, incorrecto, real o imaginario, le hace cómplice y voyeur de una historia inquietante y deja en sus manos las piezas de un siniestro puzle…

En conjunto, una película peculiar, extraña e hipnótica que atrapa en su historia y asfixia el ánimo desde la mirada perdida de su atormentada protagonista, un film que deja poso en la audiencia y genera discusión. Por todo ello… Recomendable.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada