miércoles, 14 de diciembre de 2011

Proie (Prey - Presa)


Valoración: 4/10

Antoine Blossier escribe y dirige esta aportación del cine francés al género de terror protagonizado por animales cargados de ira, y hambre de carne… humana.

La película “Proie” nos narra la historia de una familia pudiente que se reúne en su caserón junto al profundo bosque antes de la apertura de la temporada de caza. Encuentros y desencuentros entre ellos pronto serán velados por el ataque que sufre su hogar durante la primera noche por parte de un salvaje animal. Sorprendidos y en absoluto decididos a dejarse amedrentar, el patriarca del clan, junto a sus hijos y su yerno (que no se ha acercado a una escopeta en su vida) se lanzan al bosque a dar caza al animal en cuestión. Pero grandes peligros acechan entre los árboles, tanto por parte del depredador animal, como por los altercados entre ellos.

El film se asienta sobre dos pilares, el abanico de personajes y sus relaciones (al más puro estilo “Falcon Crest”) y el factor “terror” de persecuciones, muertes y otros elementos propios del género. La combinación, en este caso, resulta fallida. Las historias familiares no acaban de convencer ni generar empatía con la audiencia, con lo que el tiempo invertido en ellas resulta perdido cuando, tras presentarlas, igual da al espectador que tal o cual personaje perezcan entre las fauces de la bestia. El factor “terror” de la cinta cojea demasiado y acaba llamando más al bostezo que al grito, incluso la inquietud que invoca, es escasa. Escenas demasiado oscuras, rodadas tratando de marear la retina del público para esconder sus deficiencias, un ritmo irregular… en conclusión, un producto cuyo resultado es inferior a lo esperado y cuyo entretenimiento resulta escaso. Abstención de visionado recomendada.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada