martes, 13 de diciembre de 2011

Nothing's All Bad (Smukke Mennesker - Gente Guapa)


Valoración: 9/10

Mikkel Munch-Fals, firma desde Dinamarca la dirección de esta peculiar película que, mediante la historia de sus cuatro protagonistas se clava a fuego en las entrañas y memorias de los cinéfilos que se internan en su íntima realidad.
Esta obra le ha valido el reconocimiento de los Premios del Cine Europeo, en los que ha sido nominada como “mejor opera prima”, mérito que ya le fue tempranamente reconocido por el jurado de la sección “nuevos directores” del Festival Internacional de Cine de San Sebastián que le otorgó una mención especial en su 58 Edición.

La película sigue la estela vital de cuatro personajes, cuatro espíritus atormentados, insatisfechos, tristes e incompletos. Jonas, un joven que, consciente de su atractivo, le saca provecho vendiendo los favores de su cuerpo. Anna, una hermosa mujer con una discapacidad física que le impide amarse ni encontrar consuelo alguno. Anders, un hombre que, pese a estar cargado de ternura, sufre una incontrolable y socialmente rechazada discapacidad psicológica. Y, finalmente, Ingeborg, una mujer atrapada en su soledad y que no halla belleza alguna en la imagen que encuentra en el espejo.  Todos ellos desean el amor, buscan la esperanza durante la caída en la espiral de desesperación que les rodea y les posee amenazando devorar sus almas.

De la comedia más hilarante al más trágico drama, de la dulzura a la acidez más desgarradora. “Smukke Mennesker” (que significa “gente guapa”, ironía que se destila desde su propio título) mezcla emociones extremas, cada cual en su justa medida, en una cocktelera argumental al servicio de un guión brillante para dar como resultado un todo de alto nivel que evoca diversas reacciones en la audiencia, y todas ellas alejadas de la indiferencia.

Las situaciones más cotidianas fotografiadas con sordidez, filtradas a través de lágrimas de hielo de unos personajes que sienten, mas desesperan. Las interpretaciones de un elenco (Bodil Jørgensen, Henrik Prip, Mille Hoffmeyer Lehfeldt, Sebastian Jessen, Stine Fischer Christensen) que cortan la respiración por su veracidad y que logran la empatía con el espectador y hacen de su historia, si bien teñida de nórdicos ácidos colores cinematográficos, algo universal. El hilo que teje la unión entre todos ellos, el director que los observa, el guión que los aleja y separa… todo ello teje esta pequeña gran joya del cine que nos llega del frío norte.

Para todos aquellos que deseen asomarse, sin miedo, al lado oscuro del ser humano y sus miserias, pero, sobre todo, para todos aquellos amantes del buen cine. Imprescindible. 

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada