viernes, 3 de febrero de 2017

Equals - Drake Doremus

Título original: Equals

Año: 2015
Duración: 101 min.
País: Estados Unidos

Director: Drake Doremus
Guión: Nathan Parker
Música: Dustin O'Halloran, Sascha Ring
Fotografía: John Guleserian

Reparto: Kristen Stewart, Nicholas Hoult, Guy Pearce, Kate Lyn Sheil, Claudia Kim, Jacki Weaver, Toby Huss, Bel Powley, Rebecca Hazlewood, Rizwan Manji, Aurora Perrineau, David Selby, Scott Lawrence, Kai Lennox, Jai West

Productora: Indian Paintbrush / Route One Films / Scott Free Productions

"Equals" nos lleva al futuro, a una sociedad utópica en la que todas las emociones humanas han sido erradicadas logrando así el orden y la paz absolutas. Mas en este entorno de perfección, las anomalías comenzarán a producirse y, como una enfermedad, infectar a ciertos individuos despertando aquello que se hallaba dormido y amenazando romper el equilibrio. Pero los organismos de poder de esta sociedad no estarán dispuestos a tolerar tales aberraciones tratando de erradicarlas con todos los medios a su alcance.

Drake Doremus (Like Crazy, Breathe In) continúa radiografiando el romance y las relaciones, trasladándonos para ello en esta ocasión, de su realismo habitual, a un entorno distópico y hermético.

Para sumergirnos en este mundo sin emociones, la película no nos mostrará grandes e intrincados escenarios,  ni universos tecnológicos generados por espectacular infografía digital, al contrario, se centra en espacios asépticos, sencillos,  monocromos, donde el blanco impera y amenaza, donde la individualidad se disipa del todo.

La labor de sus protagonistas, Kristen Stewart y Nicholas Hoult es correcta, aunque encuentro más atractiva la labor de actores secundarios de la talla de Jacki Weaver o Guy Pearce, que dotan de gran intensidad a sus escasas y breves apariciones, pero dejan huella en la película y su historia.

Pese a su buena ambientación y la correcta labor de sus intérpretes, hay algo en "Equals" que no termina de cuajar, y entiendo que hablamos del guión de Nathan Parker. En él se esconden tantos agujeros argumentales que lleva a una cierta confusión y pérdida de verosimilitud. Igualmente opino que cierra la historia de una forma abrupta e insatisfactoria y que podía haber dotado a todo el relato de un mejor ritmo y narrativa.

Pese a sus flaquezas, este romance adolescente distópico y prohibido recubierto de una estética indie a la par que artística, tiene sus momentos. Aceptable para verla (despejado) y sin expectativas.

Enoch
Valoración:5/10
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada