viernes, 13 de enero de 2012

Juan de los Muertos (Juan of the Dead)

Valoración: 6/10

Alejandro Brugués dirige y firma el guión de esta comedia coproducida por España y Cuba, una fresca propuesta cinematográfica dentro del subgénero de terror de zombies, que ha pasado con honores por el Fantastic Fest (donde obtuvo el premio del público), el Festival de Sitges y la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián (de la que clausuró la edición 2011).

La película nos narra cómo La Habana se ve infestada por un brote de infección zombie que se extiende sin control. Las especulaciones sobre su origen no tardan en poblar la imaginación de los cada vez más escasos supervivientes. Entre ellos encontraremos al peculiar héroe de la historia, Juan (Alexis Díaz de Villegas) y los suyos, un equipo que sabrá sacarle el lado positivo y provecho a la nueva y apocalíptica situación, eliminando, por un módico precio, a los allegados fallecidos (ahora hambrientos  caminantes) de sus clientes, no en vano su eslogan versa... "Juan de los Muertos, matamos a sus seres queridos".

Original en su planteamiento, pese a rodearse de un argumento que el cine nos ha contado en innumerables ocasiones. Divertida y amena en su forma de contarlo, inclinando  en todo momento la balanza hacia el humor y dejando la crítica socio-política en un amable segundo plano y siempre bajo la sátira y el chiste, algo muy de agradecer. Notable en su puesta en escena de la invasión zombie mediante unos maquillajes y efectos visuales bastante superiores a lo esperado de una producción de estas características, y plagada de cómicos giros (muchos previsibles, otros de sorpresiva carcajada, otros rozando el tópico), es "Juan de Los Muertos" una agradable propuesta dentro del abanico de cine donde terror y comedia se dan la mano que sin resultar una joya del celuloide, permitirá al espectador relajar su cerebro sin perder la sonrisa.

Si algo encuentro criticable en esta producción, o quizás decepcionante, es que , dentro del escuadrón de antihéroes protagonistas de la historia, es el personaje principal quien menos carismático me resultó. Cualquiera de los secundarios que le rodean y enmarcan me resultó más entrañable, cómico, interesante o creíble. Particularmente y a mi modo de ver eso lastra un tanto la historia y hace perder virtud al conjunto. No obstante y pese a ello, la película bien merece un visionado en busca del más puro entretenimiento y algún que otro salpicón de sangre, tripas y risas y resulta un más que digno ejercicio de género dentro de la filmografía hispano-cubana . 

- Enoch - 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada