viernes, 29 de octubre de 2010

La Criatura Perfecta (Perfect Creature)


Valoración 8/10

Desde Nueva Zelanda nos llega este elegantísimo film de vampiros que se dispone a dar otro giro de tuerca al mito, dirigido por Glenn Standring y protagonizado por Dougray Scott y Saffron Burrows.
La película nos muestra cómo, por obra y gracia de la genética y por afortunados nacimientos, los vampiros habitan entre los hombres, cómo conviven en armonía con ellos y su meta es protegerlos. Esta raza es adorada por la sociedad, a ella se dedica la religión... pero como en todo grupo hay una oveja negra, un vampiro que quiere dar otro giro a la evolución y que sea suya la supremacía, el poder y la sangre. Ello pone en peligro la paz, la convivencia entre especies, y ni vampiros ni humanos están dispuestos a permitirlo. Ello forzará al hermano vampiro del traidor y a la policía a trabajar mano a mano.

Muchos son los puntos fuertes de este film, pero sin duda el más importante de ellos reside en la idea que lo genera, en la renovación del mundo vampírico que presenta. ¿Una sociedad en la que los humanos van a la iglesia y en vez de la habitual comunión se les entrega en recompensa sangre de vampiro? Impagable.

Estéticamente también es altamente destacable, sus ambientes atemporales, sus edificios góticos por doquier, la ciudad sombría... todo muy cuidado y un conjunto perfectamente engarzado.
Si algo he encontrado criticable, o deficiente en el film, han sido los colmillos de sus protagonistas, en absoluto creíbles y en los que era imposible no fijarse por lo grotescos y lo poco que pegaban con la calidad del resto de elementos de la película. Eso sí, los colmillos de los bebés vampiro recién nacidos no tenían precio, inolvidables.

En conclusión, la suma de todos estos elementos hacen de esta "criatura perfecta", si bien un film no "perfecto", uno muy digno y de alta calidad, una película que espero que, al igual que ocurrió con otras innovadoras en el campo vampírico como "Blade" o "Underworld" cree escuela y que no sea esta la única visita a este mundo gótico, decadente y fantástico que nos ha venido desde las antípodas.
Altamente recomendable.

Enoch.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada